Pekín.- La inflación anual en los precios al consumidor de China se aceleró en noviembre a un 2% desde mínimos de 33 meses, mostraron este domingo datos oficiales.

Además, la producción industrial y las ventas minoristas chinas saltaron, en la más reciente señal de que la economía está saliendo de una prolongada depresión.

Analistas dijeron que los datos muestran que China goza de una mezcla envidiable de inflación benigna y de un repunte del crecimiento económico, que permitirá a Pekín mantener sus políticas monetaria y fiscal, o cambiar a una postura más expansiva, si fuera necesario.

Los alimentos fueron el motor clave de los precios al consumidor chino el mes pasado. Los costos de las verduras saltaron un 11.3%.

Datos de la Oficina Nacional de Estadísticas mostraron que la producción industrial china subió un 10.1% interanual en noviembre, más a lo pronosticado por analistas y su mejor lectura desde marzo.

El crecimiento anual en ventas minoristas también sorprendió al subir un 14.9% en noviembre, mientras que las inversiones en activos fijos se elevo un 20.7% en los primeros 11 meses del año, levemente menos a lo estimado por los analistas.

Los economistas afirman que el alza en los precios al consumidor desde cerca de mínimos de tres años está lejos de ser preocupante, especialmente porque está bien por debajo de la meta de inflación anual de Pekín de un 4%.

El Producto Interno Bruto (PIB) chino registró un alza de un 7.4% entre julio y septiembre, y se dirige a su más débil lectura anual este año desde 1999.

Pero parece que el panorama mejora en China, debido en parte al alivio de política por parte del Banco Central.

La entidad emisora china redujo la tasa de interés dos veces en junio y julio y redujo el encaje bancario tres veces desde fines del 2011, liberando un estimado de 1.2 billones de yuanes (193.000 millones de dólares) para aumentar el crédito.

En la medida en que la economía china se aleja de la planificación central y los salarios suben en un promedio de al menos un 10% anual, el Banco Central ha advertido que la inflación será su mayor riesgo a largo plazo.

lgl