El Banco de México (Banxico) enfrenta un triple reto en su decisión monetaria: la presión alcista de la inflación, una economía contraída y un mercado que debe mantenerse atractivo para los capitales, concuerdan analistas de Bank of America Securities, Goldman Sachs, BBVA Research y Wealth Maneagement Advisors México (WMA).

Tres de ellos anticipan en que la tasa de fondeo cerrará el 2020 en 4.50 puntos base, un rédito que está medio punto debajo del nivel actual, que es 5%, pero no concuerdan en la profundidad del recorte que se anunciará hoy.

Uno sólo de ellos, Carlos Serrano de BBVA Research, considera que Banxico continuará flexibilizando la tasa para dejarla en 3% a fin de año, un redito que ya ofreció México durante 14 meses, de julio de 2014 hasta octubre de 2015.

El director de análisis macroeconómico en la consultoría WMA, Juan Carlos Morales y economistas dirigidos por Carlos Serrano en BBVA Research, prevén que la Junta de Gobierno dará un quinto hachazo consecutivo de 50 puntos base en su anuncio de esta tarde.

Desde Nueva York, el economista en jefe para América Latina de Goldman Sachs, Alberto Ramos, ve un 75% de probabilidad de un recorte de 50 puntos en el anuncio de este jueves 13 de agosto. Pero otorga un 25% de posibilidad para que Banxico se decante por un ajuste más modesto, de 25 puntos.

También desde Wall Street, Carlos Capistrán, economista en jefe para México y Canadá en BofA Securities, considera que el ajuste final de la tasa en 2020 se dará en dos tramos de 25 puntos cada uno. Espera para la reunión monetaria del jueves un recorte de 25 puntos base y uno más en la de septiembre.

Banxico, el que más ha cortado

Banxico ha cortado 325 puntos base desde agosto de 2019, llevando la tasa desde 8.25% a 5%, refirió Capistrán.

“Comenzó los recortes en respuesta a la debilidad de la actividad económica, pero aceleró el paso una vez que se sintió el golpe de la pandemia del Covid-19 “, refirió.

Los primeros cinco recortes fueron de 25 puntos base cada uno, pero los últimos cuatro, desde febrero han sido de 50 puntos cada uno. “Banxico ha cortado mucho más que otros bancos centrales”, afirmó.

Pero es tambien el banco central que a pesar de encontrarse con una contracción en la economía, enfrenta un ambiente de inflación creciente.

El estratega en la consultoría WMA, considera que el cuerpo colegiado dará un último recorte de 50 puntos este año y prevé que el próximo movimiento de Banxico será al alza, probablemente en el primer trimestre.

El factor cambiario

Banxico no puede correr el riesgo de bajar la tasa a niveles de 3% como en 2014, porque se ha reducido el atractivo y certidumbre que ofrecía el mercado a los inversionistas, destacó Morales.

Con él concuerda el estratega de Goldman Sachs, quien recuerda que desde marzo, se ha presentado una importante salida de capitales que si bien responde a la incertidumbre mundial, también incorpora la percepción de un estímulo fiscal débil en la mayor recesión reciente, un decepcionante contexto para invertir y una empresa petrolera sin grado de inversión que consume los limitados ingresos públicos.

Capistrán en tanto explica que los recortes de la tasa no ayudan mucho a la economía, especialmente porque la actividad económica enfrenta simultaneamente choques de oferta y demanda.

Y destaca que el diferencial de tasas con Estados Unidos “se encuentra en niveles inconsistentes con la inflación por encima de la meta”.

Pero la inflación es su objetivo

El economista de Goldman Sachs precisa, sin embargo, que el impacto de la pandemia en las condiciones de suministro de alimentos y energéticos ha favorecido a la presión de los precios.

El estratega de BofA Securities, explica aparte que la inflación general mantiene una tendencia al alza desde la primera quincena de abril, “incluso después que la economía cayó en la recesión más profunda en año y medio. Y la inflación subyacente se mantiene resistente a la caída de la actividad económica, a diferencia de otros países donde sí ha sido abatida”.

La inflación general se sitúa en 3.7% y la subyacente en 3.9%; ambas claramente encima de la meta del banco central de 3% puntual.

ymorales@eleconomista.com.mx

kg