Al iniciar el 2018 el sistema de indicadores cíclicos permaneció sin cambios respecto al mes anterior. Tanto el índice coincidente, correspondiente a enero, y el adelantado, correspondiente a febrero, se mantuvieron sin variación.

El componente coincidente del sistema, que busca describir la situación actual de la economía, se ubicó por octavo mes consecutivo por debajo de su línea de tendencia de largo plazo. Esta tendencia está representada por 100 puntos y el índice se ubicó en 99.8 puntos, sin cambios respecto a diciembre de 2017.

El indicador adelantado, con el que se busca anticipar los puntos de giro del índice coincidente, llegó a 100.26 puntos en febrero, logrando hilar nueve meses por encima de su tendencia de largo plazo igual a 100 puntos. Luego de dos meses de expansión, en el mes de referencia el indicador no reportó crecimiento respecto a enero.

A pesar de que al interior del índice coincidente cinco de los seis indicadores que lo componen reportaron crecimiento, la baja en las ventas minoristas durante enero neutralizó el efecto. El índice de ventas al por menor descendió 0.12 puntos frente a diciembre, acumulando 16 meses en esta tendencia. Por el contrario, el impulso al indicador vino por los incrementos en las importaciones totales y en la producción industrial, con alzas de 0.10 puntos en cada caso.

La tasa de desocupación urbana, el Indicador Global de Actividad Económica (IGAE) y el número de trabajadores permanentes asegurados en el IMSS, fueron los siguientes rubros con crecimiento en el mes.

El crecimiento del componente adelantado estuvo lastrado por la caída en cuatro de los seis indicadores que los construyen. El empleo manufacturero reportó la mayor baja con al perder 0.17 puntos en febrero, sumando nueve meses en terreno negativo.

El tipo de cambio real México-Estados Unidos y el Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores fueron los siguientes con mayores caídas, al descender 0.10 puntos cada uno respecto a enero.

La confianza empresarial, en especial, la evaluación de este sector sobre el clima de inversiones aumentó 0.14 puntos mes con mes y el Índice Estándar & Poor’s 500 sumó 0.01 puntos, descantado como los dos elementos que crecieron en el periodo.

thamara.martinez@eleconomista.mx