Los impuestos a algunos modelos de negocio de la economía digital, como los servicios de entrega de alimentos preparados a domicilio a través de plataformas digitales o las transacciones de comercio electrónico a través de Amazon o Mercado Libre, sumaron una recaudación fiscal de 8,663 millones de pesos en 2020, de acuerdo con información de la Cuenta Pública de ese año presentada por la Secretaría de Hacienda.

Desde junio de 2020, las plataformas digitales que operan en México están obligadas a retener los impuestos sobre la renta (ISR) y al valor agregado (IVA) a quienes utilicen sus servicios para comercializar u ofrecer servicios a terceros.