El Servicio de Administración Tributaria (SAT), a cargo de Raquel Buenrostro, informó que en el rubro de grandes contribuyentes de enero a agosto obtuvo una recaudación récord de 155,194 millones de pesos, con cifras preliminares.

“La Administración General de Grandes Contribuyentes continúa recaudando cifras históricas, más de 155,000 millones de pesos de enero a agosto del 2020, 247% en términos nominales más que en el mismo periodo del 2018”, publicó el órgano recaudador a través de sus redes sociales.

De acuerdo con los datos divulgados, en el 2018 la autoridad fiscal recaudó un total de 44,767 millones de pesos a través del pago de los grandes contribuyentes, una cifra que significó 2.2% de la recaudación total que obtuvo el gobierno en ese año.

En el mismo periodo del 2019, el SAT logró que la recaudación en este rubro aumentara a 61,389 millones de pesos, por lo que los ingresos que se obtuvieron al 30 de agosto de ese año representaron un crecimiento de 152 por ciento.

El órgano recaudador especificó que, de lo recaudado este año, 77,478 millones de pesos son cobros en efectivo, mientras que 77,716 millones son cobros virtuales, es decir, una recaudación que no ha entrado en efectivo y que es una cantidad que el contribuyente no podrá utilizar para futuros pagos de impuestos, solicitar devoluciones, realizar compensaciones o aplicar pérdidas fiscales.

Karla Ortiz, coordinadora del Comité  de Derecho Fiscal de la Asociación Nacional de Abogados de Empresas, refirió que ante la mayor recaudación que se ha obtenido se tendría que analizar si alguna de ésta no se trata de devoluciones pendientes a contribuyentes, al igual que cuidar que se cumpla con las solicitudes de saldos a favor en apego a la ley.

El padrón de contribuyentes del SAT registró al cierre de junio de este año (las cifras más recientes) un total de 50,537 grandes contribuyentes, de los cuales 8,863 son personas morales y 41,674 personas físicas.

Año de cobros

En el 2020 el SAT ha efectuado una ardua tarea de fiscalización a los causantes, con énfasis en el rubro de grandes contribuyentes, lo que ha generado una “percepción de riesgo” entre estos pagadores de impuestos, de acuerdo con el fisco.

En meses anteriores, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que existe una lista de 15 grandes empresas que tienen adeudos fiscales con el SAT por alrededor de 50,000 millones de pesos, por lo que el fisco ya estaba en contacto con éstas para lograr algún tipo de acuerdo.

Si bien no dio el nombre de las empresas, poco a poco algunas, a través de comunicados, informaron acerca de su situación fiscal. De esta manera, hasta la fecha, son seis las empresas que han pagado al SAT sus adeudos, incluyendo multas y recargos.

El último en pagar fue Grupo Modelo, quien la semana pasada informó que llegó a un acuerdo para pagar 2,000 millones de pesos. Las otras cinco empresas que han pagado han sido América Móvil, IBM, Walmart, Femsa, y Grupo BAL.

En tanto, en febrero Alsea dio a conocer que el fisco le reclamó un pago por 3,881 millones de pesos por la compra de restaurantes de Vips al Walmart, lo que la empresa y sus abogados calificaron como improcedente ya que ha cumplido con sus obligaciones fiscales, por lo que interpuso un medio de defensa.

¿Qué son los grandes contribuyentes?

Se consideran grandes contribuyentes aquellos que manifiestan en su declaración anual ingresos acumulables superiores a 1,517 millones de pesos (cifra actualizada a enero 2020), los que forman parte del sistema financiero mexicano, los que están en el régimen de grupos de sociedades y los residentes en el extranjero con ingresos generados de México.

Fuente: SAT

ana.martinez@eleconomista.mx