El Gobierno español confirmó un plan de saneamiento por un valor de 50,000 millones de euros para el sector bancario, que contempla incentivos para aquellas entidades que presenten prospectos de fusión antes del 30 de mayo.

Los bancos deberán levantar los fondos para compensar el peso de activos malos en sus carteras, especialmente vinculados al sector inmobiliario.

Según el Ministro de Economía, el proceso de saneamiento por la abultada y deteriorara cartera inmobiliaria en manos de los bancos se tendrá que completar en un año, aunque aquellos que participen en integraciones tendrán dos años para cumplir las nuevas exigencias de provisiones.

Queremos que se generen integraciones que den lugar a entidades viables , dijo Luis de Guindos en una rueda de prensa.

Agregó que aquellas entidades que opten por una fusión habrán de presentar un plan que contemple un aumento del balance de al menos 20%, 10% en algunos casos , y podrán optar a créditos para completar sus procesos.

Los préstamos, que no incidirán en el cómputo del déficit público, se instrumentarán a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria que va a incrementar su patrimonio de 9,000 millones a 15,000 millones de euros manteniendo una capacidad de endeudamiento de 90,000 millones.

Lo que se va intentar es que los bancos hagan una provisión muy grande que, aproximadamente, sería hasta 30-40% de los activos inmobiliarios , indicó Daniel Pingarrón, analista de IG Markets.