Si en el 2020, el gobierno no logra que la economía mexicana crezca en un promedio de 2% como proyecta en el Paquete Económico, las finanzas públicas quedarían con un alto grado de vulnerabilidad, pues los ingresos serían menores y los ahorros que se tienen no serían suficientes para cubrir las necesidades de gasto, indicó Mariana Campos, coordinadora del Programa de Gasto Público y Rendición de Cuentas de México Evalúa.

“Por cada 0.1 (décima) que no crezca la economía mexicana, es decir, si crece 1.9%, el erario perdería 27,000 millones de pesos. Esto significa que, si crecemos sólo 1%, el erario perdería 270,000 millones de pesos”, expuso al presentar Los Números del Erario #PaqueteEconómico2020.

Con este panorama, explicó, el gobierno federal tendría que utilizar los ahorros que tiene en el Fondo de Estabilidad de los Ingresos Presupuestarios (FEIP) y el Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas (FEIEF), que acumulan alrededor de 244,000 millones de pesos.

“El gobierno va a estar en una disyuntiva, porque, o recorta el gasto o aumenta déficit”, expuso Campos.

Para este año, donde se tendrá un menor crecimiento económico y, por tanto, menores ingresos, el gobierno prevé utilizar alrededor de 121,000 millones de pesos del FEIP.

Otra variable que pone vulnerabilidad en las finanzas públicas es la plataforma de producción que tendrá Petróleos Mexicanos (Pemex). La Secretaría de Hacienda y Crédito Público contempla una producción de 1.95 millones de barriles diarios, un incremento de 13%, respecto a lo esperado para el cierre del 2019.

Campos refiere que, si la producción no crece tanto como se espera, las metas de exportación y refinación parecen incompatibles.

“Si la meta de 1.95 millones de barriles diarios no se materializa, lo que sucede es que no vamos a poder cumplir con la meta de poco más de 788,000 barriles que se van a enviar a la refinación y los 1.13 millones de barriles diarios que se tienen que exportar. La pregunta es cuál es la posición del gobierno ante esta suposición, cuál será su prioridad”, cuestionó.

No se completan ingresos para el 2020

El presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados, Alfonso Ramírez Cuéllar reconoció que el talón de Aquiles de las finanzas públicas es precisamente los ingresos. Indicó que se necesitarán alrededor de 150,000 millones de pesos para completar el gasto del 2020, que asciende a casi 6.1 billones de pesos.

“Necesitamos ingresos adicionales ligeramente por arriba de los 150,000 millones de pesos para completar el gasto”, dijo luego de participar en el evento de México Evalúa.

Sin aclarar de dónde prevén sacar estos recursos, aseguró que el gobierno mantendrá su postura de no endeudarse y tener un gasto ordenado.

“Se requiere un consejo fiscal”

Ramírez Cuéllar coincidió en que ya no se puede “echar mano” de los ahorros que se tienen en el FEIP o el FEIEF, cada vez que se tenga una caída en los ingresos.

Por ello, reiteró la necesidad de contar con un Consejo Fiscal que pudiera ayudar a generar mejores proyecciones tanto de la economía como de los ingresos que se tendrán en un ejercicio fiscal.

“Se necesita un órgano que no esté separado de los poderes, sino que esté en el marco de la legislación orgánica de las dos cámaras. Creo que, en los meses próximos, ayudaría mucho un órgano técnico más fortalecido, con mayor credibilidad, sin partidismo, sin sesgos y que nos dijera hasta cierto punto cuál es la verdad en criterios generales tanto en crecimiento como en recaudación”.

La especialista de México Evalúa agregó que este consejo debe contar con una absoluta capacidad técnica, además de una ley propia que le garantice autonomía presupuestal de gestión y que sea completamente apartidista.