La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) superó a los inversionistas familiares como el segundo mayor tenedor de bonos del Tesoro en el primer trimestre, después de inversionistas extranjeros, debido a las compras de deuda por parte del banco central que fueron parte de la segunda ronda del programa de alivio cuantitativo, según datos de la Fed del jueves.

El programa de compra de bonos de la Fed de 600,000 millones de dólares desplazó a inversionistas tradicionales de la deuda estadounidense, en su búsqueda por estimular a la economía y conducir las inversiones a otras clases alternativas de activos. Ha habido un intenso debate sobre si otros inversionistas remplazarán a la Fed cuando termine su programa de compra de bonos a final de mes.

Los datos de la Fed muestran que los hogares, que antes eran el segundo mayor grupo inversionista en bonos del Tesoro, retrocedieron significativamente en el primer trimestre, que fue el primer periodo completo con ayuda de la Fed, cuyo programa de compras comenzó a finales de noviembre.

La categoría de los hogares, que incluye a algunos fondos de cobertura, registró una salida neta de 155,000 millones de dólares para un total de 959,400 millones, su menor nivel desde el primer trimestre del 2010.

En contraste, la Fed aumentó sus tenencias a un máximo de 1.340 billones de dólares. El banco central elevó sus títulos desde 776,600 millones de dólares del primer trimestre del 2010.

En tanto, los extranjeros, que son el grupo con más inversiones en la deuda de EU, con casi la mitad de las tenencias, siguieron comprando en el primer trimestre, aunque a un menor ritmo, aumentando sus tenencias a un récord de 4.445 billones de dólares.

La deuda circulante del Tesoro también se elevó a un récord de 9.621 billones de dólares, desde 9.362 billones en el cuarto trimestre del 2010.

Tras el final del primer programa de alivio cuantitativo de la Fed, tanto los inversionistas extranjeros como los titulares personales volvieron a los bonos, registrando máximos de compras y los inversionistas esperan que esto vuelva a suceder cuando el segundo programa de la Fed concluya a fines de este mes.