El Fondo Monetario Internacional (FMI) reducirá su participación en el segundo rescate financiero de Grecia, de ser aprobada la recomendación de la Directora Gerente para facilitar al país europeo 36,700 millones de dólares (28,000 millones de euros).

La suma recomendada por Christine Lagarde al Consejo Ejecutivo del FMI incluye 10,000 millones de dólares que no se alcanzaron a desembolsar del primer crédito del 2010. Es decir, el organismo sólo planea otorgar 26,700 millones de dólares extra al rescate del país europeo, más los remanentes del préstamo anterior.

Según la regulación administrativa del FMI, al aprobarse un nuevo préstamo en favor de un acreedor con un financiamiento activo queda anulado el anterior y se incorpora el remanente acordado previamente.

En el primer préstamo millonario de la comunidad internacional a Grecia, acordado el 2 de mayo del 2010, el FMI se había comprometido a aportar 30% de los recursos. En esta segunda vuelta, el organismo apenas inyectará 20% del rescate total.

El 2 de mayo de hace dos años, el Consejo aprobó un crédito por 39,200 millones de dólares, que se desembolsarían en varios tramos sujetos al cumplimiento de una serie de condiciones.

El nuevo préstamo, que se espera que apruebe el Consejo Directivo el próximo jueves, será entregado en el transcurso de cuatro años y tendrá que ser rembolsado hasta el 2022.

De aprobarse como se espera, Grecia se mantendrá en el registro mundial como el acreedor que recibió el mayor rescate financiero otorgado por el FMI, por encima de los otorgados a México en 1995; Tailandia e Indonesia en 1997, y Argentina en el 2003.

Hasta ahora, la Unión Europea y el FMI han otorgado créditos a Grecia por unos 130,000 millones de euros. A esta cantidad habría que añadir los 130,000 millones aprobados la semana pasada y la dispensa de 100,000 millones que han asumido acreedores privados.

[email protected]