Washington, DC. El Fondo Monetario Internacional (FMI) recortará su previsión de crecimiento para México para este año, que actualmente está en 2.5%, prevén analistas de FocusEconomics y Global Insight.

La corrección a la baja estará sostenida en la desaceleración que protagoniza Estados Unidos en el segundo semestre y su impacto en las exportaciones mexicanas; una menor aportación del consumo interno; el efecto del recorte al gasto, y la evidencia de que no han llegado inversiones nuevas, coincidieron.

El FMI divulgará su actualización de expectativas en su reporte insignia, World Economic Outlook (WEO), con lo que marca el inicio de los trabajos preparatorios de las Reuniones Anuales del 6 al 9 de octubre.

De acuerdo con Rafael Amiel, economista en jefe de la consultoría global IHS, hay un deterioro en la confianza de los inversionistas extranjeros acerca del Estado de Derecho y la corrupción en las más altas esferas del sector público mexicano.

Esta percepción negativa ha impedido que fluyan capitales productivos, pese a contar con la apertura para invertir en sectores estratégicos.

Lamentablemente no se puede esperar más inversión de extranjeros porque han visto los casos de corrupción como el tema de los estudiantes de Iguala. Es difícil que haya confianza y que inviertan si desde fuera están viendo estos eventos , diJO.

En los sectores automotriz, aeroespacial y hotelero hay flujo de inversiones, matiza, pero nada adicional. Es lamentable cuando ahora tienen una reforma energética .

Asimismo, en Global Insight estima que la economía mexicana alcanzará una expansión este año de 2.1 por ciento.

Rudo recorte

Por su parte, el economista senior para América Latina en FocusEconomics, Ricardo Aceves, anticipa que el consenso de las corredurías que consultan podría volver a bajar las expectativas de crecimiento para México, ante la más tenue aportación del consumo interno conducida por un financiamiento bancario menos dinámico y el recorte al gasto público.

A septiembre, el Consensus Forecast formado por las previsiones de 34 corredurías consultadas por FocusEconomics arrojó que el mercado esperaba una expansión de 2.1% para México en este año.

Expectativa que seguramente será corregida a la baja en octubre , al incorporar el impacto del recorte más rudo del gasto que está conduciendo el recién nombrado secretario de Hacienda, José Antonio Meade.

Recorte que, en su opinión, tiene ahora el objetivo de mantener la nota crediticia amenazada por la agencia Standard & Poor’s.

La agencia calificadora colocó la nota crediticia de México actualmente en BBB+ , en perspectiva Negativa desde septiembre, ante el riesgo que representa el aumento de la deuda pública y el déficit fiscal. Posteriormente, el gobierno federal presentó el Paquete Económico para el 2016 con un superávit primario.

Datos preliminares

De acuerdo con el economista de FocusEconomics, en su pasada actualización de expectativas, que se dio en junio, el FMI tomó en cuenta datos económicos donde la lectura preliminar era de un crecimiento relativamente saludable.

Por lo tanto, el Fondo sugería que en lo que restaba del año el PIB se mantendría en esa velocidad sostenido por el consumo interno.

Sin embargo, en el tercer cuarto del año, el PIB tiene un impulso mucho más tenue, no tiene la misma robustez de la primera parte del año y es bastante viable que se ajuste a la baja.

Dólar, presión para EU

Para los analistas, las previsiones del Fondo tendrán un sesgo a la baja tanto para México como para el mundo.

Lo anterior, toda vez que también estarán sujetas al impacto que tendrá en la economía de Estados Unidos un dólar fortalecido por la volatilidad prevaleciente por dos eventos: la formalización de la salida del Reino Unido de la Unión Europea y el resultado electoral de Estados Unidos.

El reporte del FMI, el WEO, será presentado esta mañana por el consejero económico del Fondo, Maurice Obstfeld, en conferencia de prensa. Con este acto, comienzan formalmente los trabajos previos y seminarios que nutrirán las discusiones de los 189 gobernadores representantes de los miembros del organismo y del Banco Mundial, durante sus Reuniones Anuales.

Especialistas prevén que el PIB se expandirá menos y el dólar subirá más

Por cuarto mes consecutivo, analistas del sector privado recortaron su previsión de crecimiento para México para el 2016 a 2.13%, desde 2.16% previo, en el pronóstico más pesimista de los últimos meses, según la encuesta sobre expectativas de la economía que realiza el Banco de México (Banxico).

En septiembre, los analistas también rebajaron su proyección de crecimiento para el 2017, de 2.52 a 2.36 por ciento.

Para los especialistas, la debilidad del mercado externo y la economía mundial (22% de las respuestas) son dos de los principales factores que podrían obstaculizar el crecimiento económico del país, seguidos del precio de exportación del petróleo (10%) y la plataforma de exportación (10%), la inestabilidad financiera mundial (8%), la incertidumbre cambiaria (7%) y los problemas de inseguridad pública (7 por ciento).

Los encuestados esperan que la tasa de cambio para este año quede en 18.84 pesos, 34 centavos más de lo que esperaba en agosto. Para el 2017 prevén un dólar cotizando sobre 18.65 desde las 18.30 unidades del mes previo.

Respecto de la inflación, los analistas consultados por el Banxico aumentaron su proyección de 3.13% de agosto a 3.18%, mientras que para el 2017 esperan que sea de 3.20 por ciento. Así, prevén que la tasa de fondeo interbancario se ubique en 4.76% al cierre del año, desde 4.63% de la encuesta previa.

A diferencia de la encuesta de agosto, la percepción del entorno económico que tienen los analistas no es nada optimista: 91% de los encuestados no cree que la economía mexicana se encuentre mejor que hace un año; en agosto, el nivel de respuestas fue de 74 por ciento.

Por otro lado, al ser cuestionados acerca del clima de los negocios en los próximos seis meses, 48% de los especialistas no cree que mejore, 36% piensa que seguirá igual y sólo 15% apuesta a que mejorará.

Asimismo, respecto del balance sobre la coyuntura actual para realizar inversiones, 48% de los entrevistados considera que es un mal momento para invertir, 45% no está seguro y sólo 6% piensa que es un buen momento para realizar una inversión en México. (Con información de Belén Martínez Saldívar)