José Antonio Meade, secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), aseguró, con datos del primer trimestre, que la economía mexicana muestra hoy un desempeño favorable y mejor del que se esperaba.

Entrevistado en el marco de la reunión del comité de la Asociación de Bancos de México (ABM), el funcionario destacó que hay una buena balanza comercial buenos datos de generación de empleos y de crédito.

En términos generales, los datos de la economía mexicana, ya con información de tres meses, hacen pensar que el desempeño de nuestra economía está siendo favorable y, en términos generales, un poco mejor de lo que estaban esperando los mercados , enfatizó.

Meade refirió que la mezcla de política monetaria y fiscal es una mezcla convergente que se ve bien y que, en consecuencia hay confianza en las finanzas públicas de México, así como en su capacidad de seguir creciendo y generando empleos, según lo comentó la semana pasada en el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En este sentido, explicó que la línea de crédito con el FMI está vigente hasta el año que entra: Nos toca ahora, se hace una revisión de medio periodo, pero la renovación tendría que darse hasta el año que entra, por lo tanto sigue vigente y seguro .

En cuanto al plan fiscal que presentará hoy la administración de Estados Unidos (EU), el titular de Hacienda refirió que en este momento no tiene ningún sentido especular.

Hemos visto en la experiencia, incluso mexicana, que lo que más conviene es ir esbozando, empezando a anticipar un debate y un proceso de reflexión allá, le vamos a dar seguimiento y estaremos pendientes, pero no tiene sentido ni es oportuno, ni tenemos elementos de información como para tener en México una discusión de cuál pudiera ser nuestra reacción , mencionó el titular de Hacienda tras reunirse con los banqueros.

Optimismo extendido

Con la llegada de Donald Trump a la Presidencia de EU, el panorama de crecimiento para México se ensombreció por su postura proteccionista, con las amenazas de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), un impuesto a las remesas y la creación de un muro fronterizo.

En los Precriterios Generales de Política Económica para el 2018, entregados a finales de marzo, la Secretaría de Hacienda recortó su pronóstico de crecimiento para la economía mexicana a un rango entre 1.3 y 2.3%, desde uno previo de 2 y 3 por ciento.

Hacienda argumentó que la incertidumbre sobre la dirección en las políticas de la nueva administración de EU, particularmente en materia de comercio internacional, ha representado un riesgo a la baja para la economía mexicana .

Para el 2018, Hacienda espera que la incertidumbre disminuya y se propicie un mayor crecimiento económico, el cual ubica entre 2 y 3 por ciento.

A inicios de abril, el consenso de la consultoría FocusEconomics promedió una mejora por primera vez en seis meses en su expectativa de crecimiento para México, dejándola en 1.6% para este año, una décima arriba respecto al mes anterior.

Esta mejora se vio impulsada por las alzas que realizaron en JP Morgan (1.3 a 2%); Prognosis (1.5 a 2%); Banco Bradesco (1.5 a 1.8%); Frontier Strategy Group (1.4 a 1.6%); y Jonathan Heath & Associates (1.1 a 1.5 por ciento).

En el reporte, los despachos y las corredurías destacaron que México goza de un aumento de exportaciones a EU, lo que ha estimulado la economía. Además, precisaron que la moderación de la retórica del nuevo gobierno de EU acerca de las exportaciones de México, más la transferencia histórica del remanente de operación del Banco de México han fortalecido las expectativas de los analistas.

El consenso de FocusEconomics no fue el único que notó una moderación en el discurso de Trump. Días después de la proyección al alza de la consultoría e incluso con la advertencia en noviembre de que el crecimiento estaría por debajo de 2% este año por la incertidumbre generada por Trump, el banco Santander elevó su estimación del Producto Interno Bruto (PIB) de 1.7 a 2.2%, debido a un mejor desempeño de las exportaciones y la expectativa de una gradual recuperación de la inversión privada.

Un día después de la revisión de Santander, el FMI mantuvo su expectativa en 1.7%, precisó que la ejecución en marcha de reformas como la energética, laboral, competencia, telecomunicaciones y del sector financiero aportará medio punto porcentual a la capacidad de crecer de la economía mexicana en el mediano plazo.

Sin embargo, Gian Maria Milesi-Ferretti, subdirector de Investigación Económica, dejó ver que el organismo considera que las expectativas de crecimiento para México podrían mejorar si no hubiera perturbación en la relación comercial con Estados Unidos.

Si se materializa una percepción de confianza más duradera por la relación de México con Estados Unidos y no hay perturbaciones comerciales, las perspectivas económicas podrían mejorar , precisó.

El último en agregarse a esta lista de revisiones fue BBVA Bancomer, quien prevé un crecimiento de 1.6% este año frente a 1.0% que tenía previsto.

En un documento elaborado por Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA Bancomer, la institución prevé ahora que la relación comercial entre México y Estados Unidos no salga afectada, pues considera que hay muy pocas posibilidades de que el TLCAN se rompa. Además, el banco también ve un mayor dinamismo de las exportaciones.

Ayer fue el grupo financiero Citibanamex quien modificó su estimación ante la mejora en la coyuntura y elevó en cinco décimas su pronóstico de crecimiento para este año a 1.7 desde 1.2 % previsto con anterioridad.

Una mejora en las cifras económicas en conjunto, con un ánimo más constructivo, nos lleva a revisar nuestra estimación del crecimiento del PIB para este año a 1.7 desde 1.2% previamente , señala el banco de origen estadounidense.

En una nota especial, refiere que el cambio en las circunstancias en el primer trimestre del año ha sido notable.

A principio de año, México parecía comenzar lo que se anticipaba como una relación muy difícil con la administración de Donald Trump (...) aunado a esto, el consumo enfrentaba diversos obstáculos , expresa.

No obstante, explica que desde entonces el entorno ha mejorado y los cambios en sus pronósticos de crecimiento (para el 2018 también subió su expectativa, de 2.2 a 2.5%) emanan de una revisión convencional de cifras recientes y una evaluación más constructiva sobre cómo se ve el futuro de la integración de Estados Unidos.

Citibanamex estima que el consumo privado no se desacelere tan pronunciadamente como se esperaba, y ahora ve que para todo el año crezca 2.1% frente al estimado previo de 1.7 por ciento. Además, menciona, el sector manufacturero en México y Estados Unidos se sigue moviendo a la par.

Ahora anticipamos que la contribución de las exportaciones netas al crecimiento anual del PIB sea equivalente a 0.5 puntos porcentuales, después de haber sido de casi cero en el 2016 , dijo.

Ven mayor inversión extranjera

También prevé que la inversión del sector privado tenga un mejor dinamismo, por lo que ha ajustado ligeramente al alza su estimado de Inversión Extranjera Directa (IED), de 25,000 millones de dólares a 27,000 millones, aunque su revisión al pronóstico de inversión fija bruta es modesta. La principal interrogante sigue girando en torno a la inversión , refirió.

Sobre la relación con EU, Citibanamex considera que aparentemente ha ocurrido una revaluación sobre los temas comerciales en la administración de Trump. Ahora pensamos que el TLCAN será rebalanceado, pero también mejorado , concluyó.