La nueva Ley de Disciplina Financiera para Estados y Municipios, promulgada hace tres meses, no inhibirá que los gobiernos subnacionales pidan más crédito y se endeuden, sólo que ahora lo harán de una manera más responsable y los recursos los destinarán realmente a actividades productivas.

Carlos Rojo, director general de Grupo Financiero Interacciones, especializado en atención a gobiernos, expresa lo anterior y enfatiza que la ley lo que trata de obstruir es que la deuda de las entidades se use para gasto corriente.

Sí puede haber una mayor demanda (de crédito), pero ésta debe ir de la mano de un incremento en el PIB del país. ¿Qué va hacer la ley? Va a darle más transparencia hacia en qué se está utilizando ese dinero y, en consecuencia, se va a enfocar en inversión productiva. La ley va a promover un financiamiento, un endeudamiento responsable, muy enfocado en cuestiones que generan desarrollo económico , explica.

A junio pasado, la cartera de Interacciones ascendió a los 92,862 millones de pesos. De ésta, un alto porcentaje se enfocó en financiar las necesidades de los estados y municipios del país, como construcción de vialidades, cárceles, escuelas, centros culturales y plantas tratadoras de agua, entre otras.

En entrevista, Carlos Rojo comenta que, pese a la volatilidad económica global y a los recortes que ha anunciado el gobierno federal para sostener las finanzas públicas, los cuales califica de responsables, en los estados y municipios se ve una dinámica diferente.

Además, dice que, contrario a la percepción generalizada, hoy el endeudamientos de las administraciones locales representa apenas 2.9% del PIB, cifra inferior a la que presentan otros países.

¿Qué quiere decir esto? Que los estados van a poder seguir financiando el desarrollo de infraestructura, sin estresar sus finanzas , precisa.

Sin problemas

El director general de Grupo Financiero Interacciones aclara que, de momento, no tienen ningún problema de impago con alguna de las entidades federativas a las que han otorgado créditos, debido a sus adecuados modelos de riesgo, además de que el cobro de éstos se realiza, en parte, de las partidas federales que les corresponden.

Ni con estados como Veracruz, Chihuahua y Quintana Roo, en los que se han criticado los niveles de deuda y en los que habrá alternancia en los próximos meses, Interacciones tiene problemas. De hecho, la morosidad del banco es de apenas 0.09% en el total de su cartera.

Entonces no nos preocupa, pero sí nos ocupa el asegurarnos que todo esto esté perfectamente bien reflejado en el riesgo que tomamos. Y quizá otra de las preguntas que pudiera haber es si nos preocupa la percepción negativa que se genera alrededor de los escándalos de algunos gobernadores; aquí te diría que sí preocupa, pero para efecto de riesgo aquí financiamos a gobiernos y no a gobernantes. Y en ese proceso, en lo que nos enfocamos es en tener muy clara la fuente de pago , añade.

Respecto de la posibilidad de que en estados como éstos se queden las arcas vacías, debido a la alternancia que habrá en los próximos meses, y que Interacciones no pueda cobrar los créditos que tienen ahí, Carlos Rojo destaca que tampoco les preocupa, ya que son participaciones federales que se van a fideicomisos y los fideicomisos pagan directamente a los acreedores.

Nuestro cliente no tiene la facultad de decidir si nos paga o no, a través de esta estructura primero se nos paga y luego le pagan al cliente, por eso la morosidad es extremadamente baja. No damos créditos cuando no tenemos bien capturada la fuente de pago , afirma.

Volatilidad no afecta negocio

Carlos Rojo asegura que, pese al entorno de volatilidad global y los recortes al gasto anunciados por el gobierno federal para tratar de mitigar el impacto en las finanzas, no se afecta el nicho de negocio del banco, debido a que éste se enfoca en obras de infraestructura básica de los estados y no en los grandes proyectos federales.

Estamos orientados a financiar infraestructura básica y ésta es muy difícil que se pueda estar posponiendo. Lo que estamos esperando es que el ritmo se mantenga , comenta el banquero.

Para todo el 2016 Interacciones espera que su cartera crezca entre 13 y 17 por ciento. En el primer semestre del año este grupo financiero reportó una utilidad de 1,120 millones de pesos.

[email protected]