Alrededor de 2.5% de las facturas electrónicas que reciben las empresas tienen errores, y ello deja pérdidas al contribuyente por 3,950 millones de pesos por la no deducibilidad del Impuesto Sobre la Renta (ISR) y el no acreditamiento del Impuesto al Valor Agregado (IVA), informó Rafael Lores, director general de CPA Lumis.

Las facturas electrónicas se convirtieron en el medio más eficiente de fiscalización utilizado por el Servicio de Administración Tributaria (SAT); la realidad es que millones de comprobantes digitales no son deducibles, debido a que tienen errores y ello genera complicaciones para el contribuyente , argumentó.

El director general de la empresa compartió que de acuerdo con diversos estudios realizados por la compañía, alrededor de 2.5% de los comprobantes fiscales digitales por Internet (CFDI) que reciben las empresas tienen errores, un fenómeno generalizado sin importar el tamaño del contribuyente.

En un ejercicio, CPA Lumis encontró que de las 50.7 millones de facturas que se revisan anualmente, en más de 1 millón se encontraron errores, eso habla de la magnitud del problema, insistió.

Estos errores en los CFDI, argumentó, ponen en riego 3,450 millones de pesos por concepto del Impuesto Sobre la Renta y 500 millones de pesos por el Impuesto al Valor Agregado o por los impuestos especiales sobre producción y servicios (IEPS).

En consecuencia, alertó que las multas que se le imponen al emisor de un CFDI con error son de entre 12,070 y 69,000 pesos, por cada acto de fiscalización. Para el receptor, como ya se mencionó, la consecuencia es la no deducibilidad del ISR y el no acreditamiento del IVA e IEPS.

Lores enlistó que entre los errores más comunes que se cometen al momento de emitir una factura electrónica se encuentra el incumplimiento a 100% de las reglas internacionales y particulares que emite el fisco, actualmente se detectan en total 30 problemas generalizados.

A finales del 2016, la fiscalización se hará por medio de los CFDI, donde el fisco, para validar un comprobante, tiene que verificar si se cumple 100% con los más de 120 aspectos normativos, cualquier desviación pone en riesgo el monto de la factura , añadió.

Contribuyentes no están listos para la fiscalización digital

En conferencia de prensa y al presentar la herramienta FAC REVIEW, que ayudará al causante a verificar en tiempo real las facturas electrónicas, Lorens admitió que en México las empresas (contribuyentes) no están preparadas para sumarse a la estrategia recaudatoria del fisco por medio de la tecnología.

Fuera de la contabilidad electrónica, las empresas no están preparadas para seguir todos los mecanismos digitales que implementó el SAT con la reforma fiscal del 2014, cuyo fin es incrementar la recaudación , añadió.

Los contribuyentes deberán prepararse para el nuevo entorno de fiscalización. Recordó que la meta de recaudación para el 2016 es de 2.4 billones de pesos, donde la columna vertebral de la estrategia fiscalizadora será el uso del buzón tributario y la verificación de comprobantes fiscales digitales.

En México, las autoridades hacendarias están en un proceso de implementación de las mejores prácticas de recaudación a nivel mundial, siguiendo las recomendaciones de los órganos internacionales especializados en la fiscalización y recaudación efectiva y transparente , añadió.

Herramienta para verificar

Para contribuir en el proceso de adaptación y evitar un error costoso en su CFDI, la empresa puso a disposición una herramienta (aplicación para teléfonos inteligentes) bajo el nombre de FAC REVIEW.

Dicha tecnología le permitirá al contribuyente verificar en tiempo real un paquete de 500 facturas electrónicas por un monto de 1,500 pesos anuales. Dicha tecnología puede revisar fiscalmente más de 100,000 comprobantes fiscales por hora.

Es un servicio tecnológico que verifica exhaustivamente cada factura tanto emitida a clientes como recibida de proveedores, con el objetivo de detectar inmediatamente si el comprobante cumple 100% con las disposiciones fiscales vigentes y por lo tanto, saber si hay riesgo de que sea no deducible de impuestos.

[email protected]