El endeudamiento será la segunda línea de defensa que utilizará la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en caso de que exista un rebrote de Covid-19 en el país, indicó Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda.

Durante su participación en el primer Encuentro Digital, organizado por la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), el subsecretario de Hacienda indicó que se evitó, en un principio, incurrir a un endeudamiento adicional porque no quedaba claro cómo éste podría incentivar a una población que se encontraba confinada, sin salir a comprar y con una economía digital naciente, además de la incertidumbre sobre la trayectoria de la pandemia.

“Hace días hubo información de rebrotes, no tantas muertes, pero sí rebrotes (...) esto de cierta manera sigue manteniendo un alto nivel de incertidumbre porque no queda claro qué pasaría si hubiera un segundo rebrote, si deberíamos tener otro gran confinamiento o parcial pero esto, nos queda claro, va a tener un impacto muy fuerte sobre la actividad”, acotó.

En este sentido, indicó que la Secretaría de Hacienda decidió “guardar la carta del endeudamiento como una segunda línea de defensa” en caso de un rebrote en el país, en donde se deban tomar acciones más agresivas en cuanto a temas económicos.

Recordó que, en los últimos 10 años, la deuda pública como proporción del Producto Interno Bruto (PIB), ha aumentado considerablemente, por lo cual se dejó al actual gobierno con un menor margen de maniobra para la toma de decisiones en política pública.

“Teníamos un alto costo de financiamiento antes del Covid-19. México era uno de los países con una alta tasa de interés real, éramos de los pocos países que habíamos ajustado nuestra política monetaria de una forma más lenta en comparación con otros países (...) el costo de la deuda en México es alto todavía. La tasa de referencia está en 4.5%, mientras que en los mercados internacionales está entre 3 y 5%, y eso podría encarecer además las finanzas públicas hacia el futuro. Lo que tratamos de hacer fue no impactar a las generaciones futuras de mexicanos con un costo del endeudamiento que tomáramos en este momento”, agregó.

En el primer semestre del año, el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP)—la medida más amplia de la deuda— se ubicó en 12.07 billones de pesos, lo que representó un incremento de 68% respecto al mismo periodo del 2019 y 52.1% del PIB.

Cobros a grandes contribuyentes

El subsecretario de Hacienda explicó que, ante la caída de la actividad económica y los precios internacionales del petróleo por la crisis sanitaria, los ingresos del gobierno se vieron mermados, por lo cual el cobro que realizó el Servicio de Administración Tributaria (SAT) a grandes contribuyentes fue importante para suavizar la caída.

“Tratamos de evitar el endeudamiento, pero había un gran reto que era compensar la caída de los ingresos por los commodities y por la contracción de la economía, por lo que fueron muy importantes las acciones de recaudación sobre la evasión fiscal y la elusión que habíamos estado enfrentando, y fue por parte de la Procuraduría Fiscal y el SAT que vimos los casos de algunas empresas que pagaron impuestos. Esta es una de las acciones que se han tratado de tener para evitar precisamente utilizar endeudamiento”.

En meses pasados, se dio a conocer que había 15 grandes contribuyentes que tenían adeudos con el SAT por alrededor de 50,000 millones de pesos.

Hasta el momento, Grupo Modelo, América Móvil, IBM, Walmart, Femsa, Grupo BAL y BBVA han llegado a acuerdos con la autoridad fiscal y han pagado.

Costo global de la pandemia equivale a 200,000 mdd: Lloyd’s

El costo de la pandemia por Covid-19 para la industria de seguros a nivel global, sería hasta por 200,000 millones de dólares, superando todas las estimaciones, dijo Bruce Carnegie-Brown, presidente de Lloyd’s.

Durante su participación en el encuentro digital organizado Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS),  dijo estar orgulloso de cómo se movió el mercado, “rápidamente cerramos oficinas, pero continuamos dando servicio a nuestros clientes”, aseveró

Detalló que al analizar el comportamiento de la industria durante una contingencia, se debe considerar la resiliencia y la fortaleza de las economías en el mundo para responder a la pandemia o algún otro problema sistémico.

De acuerdo con Carnegie-Brown su pronóstico de exposición neta de Lloyd’s a la pandemia se encontraba en un rango de 3,200 a 3,500 millones de dólares. (Con información de Ángel Ortiz)

ana.martinez@eleconomista.mx