En vísperas de la época decembrina la confianza de los consumidores en México durante registró una nueva caída después de cinco meses de recuperación después de la contracción histórica por la pandemia. 

Durante noviembre, el Indicador de Confianza del Consumidor (ICC) se ubicó en 36.7 puntos, todavía por debajo de su umbral de 50 puntos. Este nivel implicó la reducción en un punto porcentual respecto del nivel del mes previo, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

En lo que menos tienen confianza los mexicanos, en términos absolutos, es la posibilidad actual de poder realizar compras de muebles, electrónicos, línea blanca o cualquier artículo para el hogar, este componente de única en un nivel de apenas 17.2 puntos en el umbral de 50. 

Por su parte, en este mes en que también se llevó a cabo el evento más grande de incentivos al consumo -El Buen Fin-, el componente que más decepcionó fue el de la situación económica actual respecto de la de hace un año. Los mexicanos recortaron 1.5 puntos su confianza en este rubro. 

Este inesperado recorte en el nivel de confianza de los consumidores mexicanos podría explicarse, en cierta medida, por los nuevos brotes de contagios y el incremento inédito de hospitalizaciones en muchas entidades, y por consecuencia la aplicación de nuevas medidas y cierres de actividades económicas y sociales. 

La pandemia Covid-19 continúa presionando de manera importante no sólo la confianza en los hogares, también la confianza empresarial y el nivel de consumo privado; los tres indicadores todavía se mantienen significativamente por debajo de sus niveles prepandemia. 

En su comparación anual el ICC mostró una caída de 6.7 puntos; el año pasado el nivel se encontraba en 43.4 puntos. 

Ven posibilidades bajas de viajar y realizar compras

Entre los índices complementarios los que muestran los niveles más bajos de confianza en los hogares mexicanos son los relacionados con poder realizar compras, viajar o ahorrar alguna parte de sus ingresos. 

El indicador de confianza en la posibilidad de comprar un automóvil nuevo o usado ahora o en dos años se ubicó en un nivel de 9.5 puntos (umbral de 50), siendo el rubro más golpeado de todos.

Para el rubro que analiza las posibilidades autorreportadas de realizar modificaciones, mejoras o comprar una vivienda nueva el nivel fue de 13.5 puntos, mientras que la confianza de que alguno de los miembros del hogar pueda salir de vacaciones se ubicó en 22.5 puntos.

Otros indicadores también bajos fueron el de la posibilidad de realizar compras incluso de consumo inmediato como comida y ropa (22.8 puntos) y la posibilidad de ahorrar alguna parte de los ingresos que reciben (25.3 puntos).