La inflación en febrero se ubicó en 4.86%, con lo que se registra un sexto mes consecutivo al alza, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Además de rebasar el límite permisible del Banco de México, de 4%, febrero del 2017 se convierte en el de mayor variación de precios generales en siete años.

Sólo en el mes, se presentó una fluctuación de 0.58% en el índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), que también es la más alta observada para un mes similar desde el 2008, y similar a la del 2010.

De acuerdo con Alberto Ramos, economista para América Latina en Goldman Sachs, la mayor parte del reciente aumento de la inflación se deriva de un traspaso retrasado de la depreciación cambiaria y un choque en los precios administrados .

El estratega consigna además que la aceleración de la inflación se presentó a pesar del colapso de los precios agrícolas observado en febrero (cayeron 2.1% anual), y aun cuando el gobierno suspendió en el mes la liberalización de precios de gasolina .

De acuerdo con el reporte, en el mes los 10 productos de mayor variación de precios fueron: limones, tomate verde, gas doméstico LP, tortilla de maíz, automóviles, restaurantes y similares, loncherías, fondas, torterías y taquerías, carne de res y transporte colectivo.

En el mes, hubo una serie de precios que hicieron contrapeso a las alzas. Se trata del jitomate, cebolla, gasolina de bajo octanaje, pollo, cremas para la piel, carne de cerdo, otros chiles frescos, melón, chile poblano y detergentes.

Presión cambiaria, clara

El instituto documenta que la inflación subyacente mantuvo la tendencia al alza, de 4.26%, que contrasta con el dato del mismo mes del año anterior, que estaba en 2.87%; con ello se rompe por primera vez el techo del objetivo anual de inflación, de 3% con una variación de +/-1 punto porcentual.

En su registró mensual, el rubro subyacente aumentó 0.76% en el mes (0.93% en enero), liderado por alzas generalizadas en sus componentes. Las mercancías aumentaron 1.11%, el mayor incremento desde enero del 2014 cuando entraron en vigor los nuevos impuestos. Los servicios subieron 0.47%, afectados por el aumento de 0.67% en otros servicios como restaurantes y fondas.

Tal como lo ha explicado el Banco de México, la inflación subyacente capta el impacto de la depreciación del peso frente al dólar, específicamente en el rubro de mercancías e incorpora los precios no volátiles como alimentos procesados, bebidas y tabaco .

Analistas de Finamex Casa de Bolsa, detallan que el índice de mercancías y servicios es el que suele incorporar también la presión más clara del traspaso cambiario.

Refieren como un factor de preocupación el contagio de la depreciación del tipo de cambio y los precios de energía en los precios de los servicios, cuya inflación a 12 meses fue de 3.29%, que es su mayor lectura en más de dos años, desde enero del 2014.

De acuerdo con el análisis de Finamex, de seguir deteriorándose el indicador (de inflación subyacente) podría implicar la presencia de efectos de segundo orden .

Por su parte, en un reporte Invex Banco considera que la reciente apreciación del peso y el descenso de los precios del petróleo podrían mitigar las presiones inflacionarias, aunque el rubro subyacente muestra un incremento en el efecto traspaso de la depreciación acumulada del peso.

INPP se modera

Por tratarse de un reporte mensual, el Inegi divulga también el dato del Índice Nacional de Precios al Productor que excluye petróleo. Según los datos, el indicador moderó su avance después de que a inicio de año alcanzara 9.81%, un nivel nunca antes visto.

No obstante, la lectura más reciente del indicador de 9.46% aún se mantiene como uno de los más altos desde el 2004, cuando comienza el registro del indicador.

El gobernador del Banco de México ha explicado que el INPP refleja el efecto de la depreciación cambiaria en los costos de las empresas.

La fluctuación anual del índice incorpora un aumento mensual de 0.58 por ciento.

En entrevista, el director del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), Luis Foncerrada, destacó que el hecho de ser tan altas las variaciones del INPP no es necesariamente señal de inflación futura.

Estos precios de productos incluyen los de exportación que no son de consumo interno .

No obstante, admitió que el tipo de cambio es un factor fundamental en la fijación de precios y por ello hizo un llamado a los agentes económicos para matizar ese traslado a precios.

Picos en Matamoros ?y Ciudad Juárez

En el reporte se divulga los datos correspondientes a las localidades que registraron las mediciones extremas.

Entre las de mayor variación, están Matamoros, Tamaulipas (1%); Tepatitlán, Jalisco (0.92%); Chihuahua, Chihuahua (0.92%); Ciudad Acuña, Coahuila (0.89 por ciento).

En tanto, las de menores variaciones, ubicándose por debajo de la nacional, resultaron Ciudad Juárez, Chihuahua (-0.19%), Tapachula, Chiapas (-0.04 por ciento).

undefined