La tasa de inflación anual en la eurozona se situó, en febrero en 0.9%, la misma variación registrada durante enero, según la estimación preliminar difundida el martes por la oficina de estadística comunitaria, Eurostat.

Por componentes, el mayor incremento de precios anual se produjo en los alimentos, el alcohol y el tabaco con 1.4% frente al registro de 1.5% de enero, seguidos de los servicios, con 1.2% frente a 1.4 del mes anterior, y los bienes industriales no energéticos, registrando 1% frente a 1.5% de enero.

En la energía, los importes cayeron 1.7%, porcentaje inferior al descenso de 4.2% anotado en el primer mes del 2021.

En España, según la estimación de Eurostat, los precios bajaron 0.1% en febrero, tras haberse incrementado 0.4% durante enero.

Irlanda, Grecia, Chipre, Letonia, Luxemburgo y Eslovenia experimentaron mayores caídas de los importes que España, mientras que en el resto de países de la eurozona de los que la oficina de estadística comunitaria publicó datos el martes la inflación se situó en terreno positivo.

Subyacente, en 1.2%

La inflación subyacente, que excluye el efecto de los precios de la energía y los alimentos frescos, los más volátiles, se ubicó en la eurozona en 1.2%, tras llegar a 1.4% en enero.

Eurostat publicará los datos completos y revisados del índice a febrero el 17 de marzo.