El Servicio de Administración Tributaria (SAT) aseguró que las empresas pueden retener directamente el impuesto que deben pagar los conductores y repartidores pertenecientes a aplicaciones de transporte y comida a domicilio.

A través de su cuenta de Twitter, el organismo de la Secretaría de Hacienda mencionó que estas compañías darán un comprobante de pago, en el cual indicarán el impuesto que retuvieron.

Si el ingreso mensual es de hasta 25,000 pesos, la tasa de retención del Impuesto sobre la Renta (ISR) será de 3.0% con un aproximado de 35,000 pesos será de 4.0%, hasta 50,000 pesos de 5.0% y mayor a esta cantidad será de 9.0 por ciento. La del Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA) será en todos los casos de 8.0 por ciento.

Para darse de alta, el interesado se tendrá que inscribir en el RFC  bajo el Régimen de Personas Físicas o con Actividades Empresariales o en el Régimen de Incorporación Fiscal, con la actividad servicios de transporte terrestre de pasajeros a través de una plataforma tecnológica o servicios de entrega de alimentos a través de una plataforma.

Si ya se está inscrito, el SAT puede actualizar los datos con la información proporcionada por la plataforma.

Entre las obligaciones que los choferes y repartidores tienen, se encuentran emitir facturas a los usuarios, si no las piden, podrán expedir una diaria, semanal o mensual que contenga los montos de cada una de las operaciones realizadas con el público en general.

Es importante reiterar que si ya se está inscrito en el Régimen de Incorporación Fiscal, se podrán emitir facturas de forma bimestral. Además, si se obtienen ingresos por otras actividades empresariales, se tiene que declarar el ISR y presentar la declaración anual.

Según el caso de cada trabajador y del régimen fiscal en el que estén inscritos, la empresa realizará la retención del ISR e IVA.