La venta de las operaciones de HSBC en Colombia, Paraguay, Perú y Uruguay está prácticamente pactada con el grupo colombiano GNB Sudameris, encabezado por el colombiano Jaime Gilinski, informó este miércoles la Red Iberoamericana de Prensa Económica (RIPE).

Tras la difusión de la información, HSBC Latin America Holdings confirmó a la Superintendencia Financiera de Colombia que se encuentra en negociaciones para vender sus filiales. Se reservó el nombre del comprador.

Según destacó el diario uruguayo El Observador, el lunes se realizaron varias reuniones entre operadores jurídicos y financieros, pero con condiciones de reserva para esperar trámites formales ante el Banco Central. Este periódico, miembro de la RIPE, confirmó también la certeza del proceso de negociación.

El colombiano La República, también de la RIPE, afirmó que de concretarse la operación Grupo Gilinski se posicionaría nuevamente como un jugador internacional y de gran potencial en el sector financiero. Expertos de la banca citados por el diario esperan que la familia, que alguna vez tuvo el dominio de Bancolombia, cuando era el Banco de Colombia, vuelva a retomar la fuerza que perdió en el sector.

Las entidades relacionadas estarían esperando resolver todos los procesos y trámites exigidos en el país de la casa filial para proceder a lanzar el anuncio formal.

El periódico 5Días, representante de la RIPE en Paraguay, también retomó el tema y recordó que la venta de HSBC ya se manejaba hace varios meses como una posibilidad concreta, ya que el banco, con sede en Londres, comenzó a retirarse de América Latina.

En enero pasado, HSBC se desprendió de sus sucursales de América Central (Costa Rica, El Salvador y Honduras) y las vendió al también colombiano Banco Davivienda por 801 millones de dólares. En octubre del 2011, la financiera inglesa vendió su unidad de banca minorista en Chile a la firma brasileña Itaú, recordó el representante de la RIPE en Perú, el diario Gestión.

Según la Calificadora de Riesgos Feller-Rate, en términos de perfil financiero, HSBC Bank Paraguay se caracteriza por presentar márgenes menores a los del promedio del sistema financiero. En Uruguay, el banco inglés es la quinta institución en importancia dentro del sector privado, superado por Santander, BBVA, Itaú y Nuevo Banco Comercial.

UNA CRÓNICA ANUNCIADA

En agosto del 2011, HSBC anunció que se retiraba de 20 países donde tenía dificultades para competir. En ese momento no especificó de qué regiones se retiraría y anunció su apuesta por Hong Kong, Reino Unido y otros mercados de rápido crecimiento, como México, Brasil, Singapur y Turquía.

A pesar de sus problemas con algunas filiales, el mayor banco de Europa superó las expectativas de ganancia subyacente de 6,800 millones de dólares en el primer trimestre del 2012, debido a un aumento en los ingresos de su banca de inversión, una caída de la morosidad en Estados Unidos y al crecimiento de su presencia en Asia.

Los activos de HSBC fueron de 2,637 millones de dólares al 31 de marzo del 2012.

Jaime Gilinski, cabeza del grupo que lleva su nombre, adquirió el Banco Sudameris y el Banco Tequendama en el 2003 para fusionarlos y crear GNB Sudameris, una entidad que actualmente cuenta con activos por 5,600 millones de dólares y que se encuentra entre los diez bancos más grandes de Colombia. Además de complementar este negocio con la compra de la red de ATM, Servibanca.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica

[email protected]