Hasta el pasado 15 de febrero, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) ha publicado los datos fiscales de 3,460 personas físicas y morales por considerar que tienen operaciones que podrían estar siendo simuladas.

La cifra anterior significa que las revisiones y determinaciones de la autoridad fiscal a contribuyentes que podrían estar emitiendo Comprobantes Fiscales Digitales por Internet (CFDI) falsos , tuvieron un aumento de 219.1% en tan sólo un año, ya que hasta el 16 de febrero del 2016 tan sólo eran 1,084 contribuyentes revisados.

De los 3,460 pagadores de impuestos que fueron fiscalizados hasta la semana pasada por emitir facturas apócrifas, 2,217 continúan siendo vigilados por el fisco para que éste determine si sus operaciones son realmente simuladas o no.

En tanto, los datos de 1,234 contribuyentes ya fueron publicados como personas físicas o morales que definitivamente simularon operaciones, mientras que solamente nueve contribuyentes han logrado demostrar que sus operaciones han sido legítimas y han desvirtuado la acusación del SAT.

El gran crecimiento que tuvieron los actos de fiscalización del organismo recaudador durante el 2016, sobre el Artículo 69B del Código Fiscal de la Federación, es derivado del aumento de las acciones del SAT para combatir las operaciones simuladas, con lo cual se comete defraudación fiscal.

Lo anterior sobre todo después de que se destapara el Caso Veracruz, donde el ex gobernador, Javier Duarte, desvió alrededor de 200 millones de pesos con la generación de empresas fantasmas que emitían CFDI de operaciones inexistentes.

Con el Artículo 69B que entró en operación en el 2014 la autoridad fiscal tiene la facultad de presumir la inexistencia de las operaciones, ello luego de detectar a un contribuyente que ha emitido comprobantes sin contar con los activos, personal, infraestructura o capacidad material, directa o indirectamente, para prestar los servicios, producir, comercializar o entregar los bienes que amparan tales comprobantes.

De confirmarlo la autoridad, dejará sin efectos las facturas falsas hechas, y puede determinar multas e incluso iniciar procedimientos penales.

Osvaldo Santín, jefe del SAT, informó que se estima que en México existen alrededor de 10,000 empresas fantasmas, las cuales le cuestan al fisco aproximadamente 300,000 millones de pesos por operaciones simuladas.

Operaciones simuladas, ?ahora en universidades

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) destacó en el último Informe General de la Cuenta Pública 2015, que durante cuatro años las universidades públicas han recibido contratos de las dependencias federales para realizar obras o servicios, pero los trabajos no han sido realizados.

Detalló que un importante número de universidades públicas han fungido como proveedores en adquisidores, arrendamientos y servicios para el sector público, pero las dependencias que actúan como área contratante no realizan una investigación de mercado que garantice las mejores condiciones.

En numerosos casos no existió evidencia de la entrega de los bienes y servicios adquiridos por la entidad contratante con una patente desviación de recursos, este tipo de contrataciones se ha convertido en una práctica indebida, con la finalidad de evadir los controles de los procesos de licitaciones públicas y que sigue siendo tolerada por las autoridades , afirmó.

Además, la ASF refirió que, en los casos donde sí se detectó la realización de las actividades contratadas, se incurrió en un costo mayor (49% más de lo permitido en la Ley) que el que se hubiera obtenido a través de un proceso de licitación.

[email protected]