Adrián Guarneros, administrador general de Planeación en el Servicio de Administración Tributaria (SAT), aseguró que el 2016 será un año de grandes retos para el fisco federal; el objetivo superar la meta de recaudación a más de 20%, crecimiento que se dio en el 2015.

La meta de 2 billones 407,716.7 millones de pesos estimada en la Ley de Ingresos del 2016 es ambiciosa porque parte de un escenario histórico. En el 2015 obtuvimos una recaudación muy relevante; el reto es conservar en el 2016 los mismos resultados , sostuvo.

Comentó que para lograr dicho objetivo lo primero que el fisco tendrá que hacer es seguir modernizando sus procesos para hacer un uso más efectivo de las nuevas innovaciones tecnológicas y de información que se tiene disponible.

Bajo dicho argumento, aseguró que la principal herramienta para superar la meta de recaudación tributaria será la entrada en vigor de la contabilidad electrónica para toda la base de contribuyentes, así como también las auditorías por esta vía.

En días pasados, diversos funcionarios del Servicio de Administración Tributaria confirmaron que el arranque de las auditorías electrónicas será en el primer trimestre del 2016. Se calcula que se realizarán al menos 10,000 actos, sumados a los 25,000 que se ejecutan por la vía tradicional.

El principal objetivo de las auditorías electrónicas es que sean más rápidas y poco invasivas a la actividad propia del contribuyente, serán sobre puntos muy concretos en donde el fisco no tiene claridad, y sobre todo, que fomenten la autocorrección de los causantes , añadió.

Un tema prioritario en el 2016, agregó, será la integración de más personas a la formalidad, para lo cual el SAT continuará promoviendo sus beneficios entre la población, impulsando la estrategia Crezcamos Juntos.

Además, adelantó que en este año que comienza (bajo un escenario internacional adverso) uno de los objetivos planteados por el SAT es incrementar el proceso de recepción y atención de decenas de trámites a través del Buzón Tributario.

El buzón se deberá perfilar a partir del 2016 como el portal personalizado de cada contribuyente, una herramienta diseñada de acuerdo con las necesidades individuales a través de la cual se lleve toda la interacción con el causante , agregó.

Adrián Guarneros consideró que la participación del sector privado en la recepción y envío de las declaraciones de impuestos por medio de aplicaciones será un parteaguas en la administración tributaria. Los ciudadanos con ello tendrán a un fisco mucho más amigable, eficiente, rápido y adaptado a la realidad de los contribuyentes.

Ingresos en el 2015 contribuyeron a las finanzas públicas

Al hacer un corte de caja, admitió que el 2015 fue un año de dificultades para los ingresos públicos, principalmente por los efectos negativos que generó la caída en el precio del petróleo.

A pesar de ello, la administración tributaria logró incrementar en 20% su meta de recaudación para contribuir así a la estabilidad de las finanzas públicas. El 2015 será recordado como el año en el cual los impuestos se consolidaron como la principal fuente de ingresos .

Para el SAT, el incremento de los ingresos provenientes del esquema fiscal que se aplica en el país se debe principalmente a la reforma hacendaria, a una mayor conciencia por parte de la sociedad y a los diferentes elementos de modernización implementados en el fisco.

La sociedad es el verdadero agente de dicho incremento y está haciendo su parte. Nosotros atendemos lo que demanda la población, que es: la rendición de cuentas y que cada día los mexicanos paguen sus impuestos como se debe , dijo.

Consideró que un logro del 2015 fue el incremento de 12.8% en la base de contribuyentes. Actualmente hay más de 51 millones 331,510 pagadores de impuestos activos en el padrón del fisco; en lo que va de la administración, la cifra de crecimiento supera 31 por ciento.

Lograr la generalidad del uso de la factura electrónica abre muchas puertas al futuro, así como al acceso a las vías de información para facilitarle la vida al contribuyente, y para detectar de mejor manera y con mayor oportunidad la evasión fiscal , argumentó.

karla.gomez@eleconomista.mx