La economía mexicana se acelerará a 3% en el 2015, ayudada por un sólido crecimiento en Estados Unidos e impactada sólo de manera marginal por la caída en los precios del petróleo, estimó BofA Merrill Lynch Global Research (BofAML).

El economista en jefe para México de la firma, Carlos Capistrán, previó que el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en el 2014 sea de 2.2%, por encima de 1.4% en el 2013, impulsado por una recuperación en la actividad industrial.

Estimamos que el PIB se acelerará a 3% en el 2015, gracias al sólido crecimiento en Estados Unidos, por las políticas expansionarias fiscales y monetarias , así como por las diversas reformas aprobadas.

Sin embargo, la situación social, las menores exportaciones petroleras y la implementación de las reformas son riesgos a la baja , argumentó.

Sobre la producción industrial, principal impulsora de la economía el año pasado, proyectó que se incrementará 1.9% anual en términos reales en el 2014, en la medida en que se recupera la construcción, después de una contracción anual de 0.5% en el 2013.

Anticipó que la producción industrial continuará recuperándose en el 2015, a una tasa de 3.5%, con las manufacturas como la principal contribución, impulsadas por el avance de 4.6% en la producción industrial de Estados Unidos y el crecimiento económico de 3.5% de ese país.

Señaló que las exportaciones automotrices se mantienen como el motor de crecimiento para la producción industrial en México, y estimó que las ventas automotrices alcancen 23.5 millones de unidades para el 2018 en Norteamérica, desde 19.4 millones de unidades en la actualidad.

Capistrán consideró que los precios más bajos del petróleo ayudarán para que las ventas de autos en Estados Unidos aumenten por medio de menores precios a la gasolina, lo cual beneficiará el crecimiento de México.

También previó una fuerte industria de la construcción en el 2015, impulsada por las obras del sector público y privado, este último habiéndose recuperado por completo de la crisis de las vivienderas en el 2013.

El especialista de BofAML resaltó que el gasto público previo a las elecciones federales y locales de mediados del 2015 también ayudará, sin embargo, los riesgos para la producción industrial en el 2015 están concentrados en el sector minero.

Refirió que Petróleos Mexicanos (Pemex) espera que su producción sea de 2.4 millones de barriles diarios de crudo en el 2015, un incremento de 2.1% anual, aunque la producción de petróleo ha caído desde el 2004, con un descenso de 3.6% en el 2014.

Prevemos que la reforma energética incremente la producción de petróleo en México, sin embargo, es probable que el impacto sea mínimo en el 2015 .

Abundó el especialista, el riesgo está en que la producción de petróleo caiga otra vez este año.

Anticipó que los menores precios del petróleo continuarán impactando el valor de la producción petrolera, ya que el impacto directo de una reducción de 10% en los precios del petróleo es el de un menor crecimiento en el PIB de México en 4.0 puntos básicos en los próximos 12 meses .

mac