Por tercera vez consecutiva en el año, la economía chilena logró crecer acelerando el ritmo de la recuperación. De acuerdo con los datos preliminares del Banco Central, el Índice Mensual de Actividad Económica (Imacec) creció un 18.1% en mayo respecto al mismo mes del año pasado.

Con esto, supera las expectativas de consenso del mercado, que según la encuesta Bloomberg lo situaban en 17.7 por ciento.

La entidad explicó que “todos los componentes del Imacec crecieron” en relación al mismo periodo del año anterior, cuando registró una caída de 15.3%, lo que explica en parte el inédito registro -según la actual metodología de medición disponible desde 1996- dada la baja base de comparación.

El reporte destaca las contribuciones de las actividades de servicios y el comercio y agrega que el desempeño de la economía se explica por una mayor adaptación de los hogares y de las empresas a la emergencia sanitaria.

En tanto, la serie desestacionalizada aumentó 2.6% respecto del mes precedente y lo hizo 17.3% en comparación con igual mes de 2020. Según el Central, aquí el motor fue “principalmente por el desempeño del comercio”.

En el desempeño por actividad, el comercio sobresale al exhibir un incremento de 51.3%, que según el análisis de la entidad tiene directa relación con “las medidas económicas de apoyo a los hogares y los retiros parciales de los fondos previsionales”. De hecho, detalla que consistente con lo anterior en comparación con abril se elevó 13.4 por ciento.

En los servicios se evidencia un alza de 16.8% en doce meses, impulsados por el mayor dinamismo de la educación y la salud.

Como “muy buenas noticias” calificó el ministro de Hacienda, Rodrigo Cerda, el inédito registro anual del Imacec. El secretario de Estado manifestó que si bien parte de este incremento se explica por la baja base de comparación, ello también es un signo de que “nuestra economía paulatinamente se está poniendo de pie”.

Con esto, proyectó que “seguramente en los próximos meses vamos a seguir mirando actividad económica nuevamente creciendo”, lo que a su juicio también generará un mayor empuje a la creación de empleo junto a un incremento de los salarios.

En su análisis, explicó que la mayor adaptación de la economía a las limitaciones que imponen las medidas sanitarias asociadas a la pandemia permitirá ir “creando mejores perspectivas para todos los chilenos”.