La economía de Estados Unidos tuvo su peor crecimiento en tres años para un primer trimestre, lo que marca un decepcionante comienzo de la Presidencia de Donald Trump.

El Producto Interno Bruto (PIB) creció 0.7% entre enero y marzo, a tasa anualizada mientras que el gasto de los consumidores y del gobierno cayeron a sus menores niveles en tres años, según datos preliminares divulgados el viernes por el Departamento de Comercio.

Aunque está levemente por debajo de 0.8% del mismo trimestre del 2016, el resultado está muy lejos del crecimiento de 2.1% del último trimestre del año pasado.

El resultado también está muy por debajo de 1.1% esperado por los analistas. El último primer trimestre decepcionante fue el del 2014, que tuvo una caída de 1.2 por ciento.

Trump, quien el sábado cumplío 100 días en la Casa Blanca, ganó la Presidencia con la promesa de estimular un crecimiento más rápido de la mayor economía del mundo.

Trump se atribuyó el mérito del aumento de la confianza de consumidores y empresas, del crecimiento del empleo y de las ganancias récord en Wall Street.

Que la gente se sienta feliz no significa que necesariamente actúen de esa forma. Y claramente no lo hicieron en el primer trimestre , dijo el economista Joel Naroff .

Bajas récord

La Casa Blanca promete un crecimiento anual de 3 por ciento. Considera que esa tasa generará los recursos necesarios para pagar las costosas reducciones de impuestos anunciadas esta semana.

El secretario de Comercio, Wilbur Ross, dijo que los datos muestran que se precisa adoptar el plan de Trump de reducir impuestos y reglamentaciones.

Necesitamos el plan fiscal del presidente, alivio regulatorio, renegociaciones comerciales y liberar el sector de la energía para superar la funesta economía heredada , añadió.

Empero, economistas cuestionan que la economía pueda, o deba, crecer tan rápido, especialmente sin estimular la inflación. Sin embargo, el informe del PIB está lleno de bajas récord.

El gasto de los consumidores cayó a su nivel más bajo en ocho años al aportar sólo 0.03% al PIB. Los gastos en servicios son los menores en cuatro años y las órdenes de mercaderías duraderas quedaron en su peor nivel desde el 2011. Las ventas de autos, en tanto, cayeron 0.45 por ciento.

El gasto en defensa se contrajo 4%, su peor desempeño en cuatro años, y eso hizo caer los gastos del gobierno federal en 1.7%, el menor resultado trimestral en casi cuatro años.

Analistas advirtieron que el crecimiento en los primeros trimestres de los años recientes tendió a resultar por debajo del promedio.