Las donatarias autorizadas tienen hasta el 31 de mayo para presentar, junto con su declaración anual de transparencia, el tercer reporte relacionado con las donaciones que recibieron por los sismos de septiembre del año pasado.

En dicho reporte, que se le debe entregar al Servicio de Administración Tributaria (SAT), las organizaciones que recibieron donativos por los sismos del 7 y 19 de septiembre pasados deben especificar el uso y destino de éstos, monto de lo que se donó, tipo de donativo (en especie o efectivo), si el donante es nacional o extranjero, así como descripción del bien, si es el caso.

“A fin de que la donataria pueda mantener vigente la autorización para recibir donativos deducibles de Impuesto sobre la Renta (ISR), deben adjuntar el formato en archivo Excel al ‘caso de aclaración, con la información correspondiente, si es que se recibió donativos para atender las contingencias de los sismos de septiembre pasado o bien, con la leyenda: ‘bajo protesta de decir verdad no se recibieron donativos con motivo de los sismos ocurridos en México durante septiembre del 2017’, si es que ese fuese el caso”, indicó el órgano recaudador.

Aquellas donatarias autorizadas que recibieron donativos y que no presenten el tercer reporte de transparencia perderán la vigencia de su autorización, de acuerdo con lo estipulado con la Quinta Resolución de Modificaciones a la Resolución Miscelánea Fiscal para el 2017.

Cabe destacar que las donatarias ya entregaron dos reportes previos de transparencia. El primero de ellos se entregó antes del 31 de octubre del año pasado, mientras que el segundo fue antes del 31 de diciembre.

De acuerdo con dichos reportes, hasta el momento se han contabilizado 1,794 millones de pesos que serán destinados a los afectados por dichas catástrofes naturales. De estos donativos, 203.5 millones provienen del extranjero, mientras que 1,590.9 son nacionales.

Asimismo, por el momento, 318 millones de pesos ya fueron entregados a los damnificados; de éstos, 47% fue destinado a Oaxaca, 20% a la Ciudad de México, 17% a Morelos, 6% a Puebla y otro 6% a Chiapas, mientras que a Estado de México 3% y lo restante a Guerrero y Tlaxcala.

ana.martinez@eleconomista.mx