El Sistema de Divisas de Tipo de Cambio Complementario Flotante de Mercado (Dicom) no ha podido generar la confianza en la población venezolana de ser un eficiente mecanismo de asignación de divisas. Desde que inició operaciones hace tres semanas y con ya tres subastas, el precio del dólar en el mercado no oficial ha superado la barrera de los 7,000 bolívares y de los 8,000 bolívares.

Las presiones en el mercado cambiario paralelo en Venezuela continúan, esto a pesar de la puesta en marcha de un sistema de asignación de divisas y de una leve mejora del precio promedio del petróleo en el 2017.

En el último año la cotización del tipo de cambio no oficial muestra un incremento exponencial, producto de la caída en la liquidación de divisas a los importadores y al poco acceso de los particulares a recursos en dólares para viajes o para compra de bienes.

Este jueves en apenas seis días, el dolar paralelo repuntó 1,000 bolívares para superar otra barrera y colocarse así en 8,100 bolívares según informan portales web y fuentes en las mesas de dinero en la banca local.

El ritmo de incremento de la cotización del mercado no oficial se ha acelerado de manera significativa en los últimos meses, lo que ha generado que los tiempos para pasar cada tope de precio se acorten. Entre enero y hasta principios de junio, el paralelo hizo historia al romper récord de la barrera de los 4,000 bolívares, 5,000 bolívares, 6,000 bolívares y 7,000 bolívares. Para llegar a este último tope le costó apenas 15 días.

Analistas explican que aún no hay confianza en la política cambiaria del gobierno, a raíz de la puesta en marcha del Dicom. Sostienen que se trata del mismo esquema de asignación controlada de divisas aplicado desde la aplicación del control de cambio en el año 2003.

Destacan que a pesar de un leve mejora de los precios del petróleo, ésto no ha beneficiado los ingresos de Venezuela por la baja en la producción petrolera, lo que aunado al pago del servicio de la deuda pública externa y a la inexistencia de un fondo en divisas, ha complicado la finanzas del gobierno.

El director de Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, estima que a partir del mes de agosto habrá una caída en la liquidación de divisas en el Dicom, debido a los compromisos de deuda de PDVSA y de la República.

Esta nota fue publicada originalmente en El Estímulo de Venezuela.