El pasado viernes 9 de junio el dólar paralelo marcó un nuevo hito al rebasar los 7,000 bolívares, ante una elevada demanda en un mercado ávido de divisas en medio de una menor asignación de dólares oficiales y una grave crisis político-institucional, en medio de una profunda recesión económica.

Desde que se puso en marcha el Sistema del Tipo de Cambio Complementario Flotante de Mercado (Dicom) el 23 de mayo, el gobierno ha entregado semanalmente 26% menos divisas en comparación con el Sistema Marginal de Divisas (Simadi) que, de acuerdo con estimaciones de Ecoanalítica, adjudicó en promedio 32.5 millones de dólares cada semana del mes de abril, aunque las asignaciones se hacían a diario.

Una oferta aún más escasa y un entorno político-institucional que se deteriora cada vez más, presiona la demanda de moneda dura en el único mercado que no tiene restricciones para su acceso.

En horas de la mañana del pasado viernes, las mesas de dinero cruzaban operaciones entre Bs 7,000 bolívares y 7,300 bolívares, por lo que era inminente que la tasa en el mercado paralelo superaría en el día la barrera psicológica de los 7,000 bolívares.

Desde el arranque del Dicom, la variación del tipo de cambio en el paralelo ha sido de 20.66% en apenas 17 días, al pasar de 5,890.73 bolívares a 7,107.86 bolívares, una diferencia de 1.217,13 bolívares. Pero en lo que va del año el salto ha sido de 124.6% o de 3,943.14 bolívares.

Este año, el dólar paralelo hizo historia al romper récord de la barrera de los 4,000 bolívares, 5,000 bolívares, 6,000 bolívares y 7,000 bolívares en menos de seis meses, mientras lo tiempos para superar un nuevo nivel se acortan.

El 2017 comenzó con la tasa Simadi en 3,164.72 bolívares, después de haber retrocedido del pico alcanzado el 1º de diciembre del 2016 de 4,587.73 bolívares.

El tipo de cambio paralelo alcanzó los 4,000 bolívares en 48 días, retrocedió por 47 días y retomó el nivel de los 4,000 bolívares, donde se mantuvo durante 30 días. Llegó a los 5,000 bolívares y 22 días después ya estaba en los 6,000 bolívares, justo a tres días de haber iniciado operaciones el Dicom, que recortó la oferta de divisas.

El ritmo entre un nivel y otro se ha acelerado a tal punto que para llegar a los 7,000 bolívares, al paralelo sólo le tomó 15 días.

Esta nota fue publicada originalmente en El Estímulo de Venezuela.