Tras una sesión maratónica, que empezó alrededor de las 16:00 horas del miércoles y terminó a las 5:30 de la mañana de este jueves, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) 2022, con lo cual la minuta fue turnada al Senado de la República para su análisis, discusión y aprobación, en conjunto con las minutas de la Ley Federal de Derechos y Miscelánea Fiscal. 

Con 267 votos a favor, 210 en contra y cero abstenciones se aprobó en lo particular la LIF, cuya discusión fue más ágil que la de la Miscelánea Fiscal al contener un menor número de reservas. 

Sólo se aprobó una reserva, que fue la presentada por la morenista Patricia Armendáriz para adicionar un artículo transitorio a la LIF sobre los recursos que no ejercen los Estados de manera anual y que deben ser reintegrados a la Federación. 

Durante la discusión de las reservas, uno de los temas que se criticaron fue la legalización de los automóviles denominados chocolate. Si bien no es a través de la LIF esta regularización -en días pasados se firmó un decreto presidencial-, a través de esta ley se agrega un artículo transitorio para etiquetar los recursos que se obtengan por esta acción para la pavimentación de los municipios de la frontera norte. 

Ana Lilia Aguilar Gil, del PT, señaló que el decreto es importante ya que, por cuestiones de seguridad en el país, permitirá tenter un registro de estos automóviles que son comprados por las familias mexicanas que no tienen acceso a vehículos de agencia y destacó que con la LIF se logra dar transparencia sobre el uso de recursos que se obtendrán. 

"En lo oscurito, hasta los moches perdón, los aportes son válidos (...) la LIF es una estrategia para cumplir caprichos del residente de Palacio Nacional", dijo la panista Sonia Rocha al criticar que el gobierno, a través de la ley, quiere hacer uso del fondo de salud. 

El Insabi, de acuerdo con la LIF, podrá disponer de los recursos del Fondo de Salud para el Bienestar, los cuales se destinarán a la adquisición de vacunas y los gastos de operación asociados, así como para los requerimientos derivados de la atención a la enfermedad generada por el Covid-19, así como el fortalecimiento de los programas y acciones en materia de salud, de acuerdo con la LIF. 

La LIF prevé que para el siguiente año se obtengan ingresos por 7.08 billones de pesos, 8.6% mayor a lo que se aprobó para este año. De este monto, 55.6% se obtendrán a través del pago de impuestos de los contribuyentes.

En total, el gobierno espera que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) tenga una recaudación histórica de 3.9 billones de pesos en el 2022, lo cual es 13% mayor a lo que se aprobó esté año de 3.5 billones de pesos. 

El incremento de la recaudación, que es mayor al crecimiento de 4.1% que se espera del Producto Interno Bruto (PIB), es explicado por las modificaciones contenidas en la Miscelánea Fiscal, la cual fue aprobada previamente por la Cámara de Diputados en una acalorada discusión. 

Asimismo, propone un techo de endeudamiento interno de hasta 850,000 millones de pesos, así como de 3,800 millones de dólares de endeudamiento externo.

El dictamen de la Comisión de Hacienda agregó una modificación a la LIF para etiquetar los recursos que se obtengan por la legalización de los llamados automóviles chocolate. El artículo transitorio que se agregó en el dictamen precisa que lo que se obtenga por la regularización serán considerados como ingresos excedentes, y la Secretaría de Hacienda los destinará a la pavimentación en los municipios que correspondan en la región fronteriza norte.

Previo a la aprobación, los diputados aprobaron en lo general y en lo particular la Ley Federal de Derechos y la Miscelánea Fiscal para el 2022, con lo que las minutas fueron turnadas al Senado de la República.