El crecimiento económico de China se desaceleró en el segundo trimestre a 7.9% como consecuencia de la lenta recuperación del consumo interno, mientras las empresas enfrentan el aumento del costo de las materias primas, informó la Oficina Nacional de Estadísticas.

La expansión económica china en el período de abril a junio fue inferior a la del período anterior (18.3%), marcado por la rápida recuperación tras la caída del año pasado por la pandemia del coronavirus.

Pese a esa recuperación, la segunda mayor economía del mundo ha perdido fuerza con el declive en la actividad manufacturera y una recuperación del consumo más lenta de lo esperado.

La economía china continúa su "recuperación estable" en la primera mitad del año, dijo la oficina de estadísticas, pero advirtió que "hay muchas incertidumbres externas y la recuperación interna es desigual".

"Se necesitan esfuerzos para consolidar las bases de una recuperación y desarrollo estables", agregó.

La producción industrial aumentó 8.3% en junio, mientras que el comercio al detalle subió 12.1 por ciento.

La actividad manufacturera se ha visto afectada por la escasez de algunas materias primas y semiconductores, usados en numerosos productos desde electrónicos hasta vehículos.

China fue la única economía grande que creció en todo 2020.

kg