El panorama de crecimiento económico para los siguientes años es complicado, aseguró el subgobernador del Banco de México (Banxico), Manuel Ramos Francia.

Por lo anterior, detalló que existen políticas importantes en la acumulación de reservas que aseguran y blindan al país ante factores externos que pudieran afectar a México.

Destacó que existe preocupación por los niveles de deuda como proporción del Producto Interno Bruto (PIB) que están alcanzando algunas economías, como la de Estados Unidos, debido a que parte del crecimiento que han tenido, sí está reflejando el estímulo que se les ha dado a los hogares en esa economía a través de las políticas de gastos públicos.

En la medida en que esa economía tenga que retirar el estímulo fiscal, se van a quedar únicamente dependiendo sobre todo del estímulo monetario (...) Esto sí tiene una repercusión por el lado de los flujos de capital hacia economías emergentes y ahí un punto es de la apreciación del tipo de cambio que estamos viendo , declaró.

Agregó que en muchas de las economías avanzadas la recuperación del gasto privado está dependiendo del estímulo monetario y fiscal, situación que afecta los flujos de capital de las economías emergentes.

México tiene una política fiscal congruente con una inflación baja y estable; sin embargo aunque no se ve inminente, en algún momento las tasas de interés de los países avanzados subirán y con ello los flujos de capitales, por lo que es conveniente mantener una política de acumulación de reservas, advirtió.

Actualmente se tienen 125,000 millones de dólares acumulados en reservas y una línea de crédito flexible en el Fondo Monetario Internacional por 72,000 millones de dólares.

Añadió que para blindar la economía mexicana se ha aplicado una política fiscal congruente con la inflación.

[email protected]