El dato preliminar del Producto Interno Bruto (PIB) al segundo trimestre mostrará un crecimiento más robusto que el del arranque de año pues seguirá apoyado por la derrama de los estímulos de Estados Unidos vía exportaciones, remesas y turismo, coincidieron estrategas de Finamex Casa de Bolsa, UBS Asesores México y BNP Paribás.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) divulgó esta mañana su estimación preliminar sobre el PIB al segundo trimestre del año. El consenso del mercado estima un avance de 1.8% respecto del primer cuarto, pero en Finamex Casa de Bolsa anticipan que será de 2.3%, mientras en BNP Paribás, proyectan que será de 1.9 por ciento.

En cualquiera de los casos, será un desempeño más dinámico que el registrado el primer cuarto del año, cuando el Producto consiguió un desempeño de 0.8 por ciento.

De acuerdo con Pamela Díaz Loubet, economista para México en BNP Paribas, el reto es garantizar que ese crecimiento económico por la reapertura de los negocios y sectores sea sostenido en el tercer y cuarto trimestres y que no se quede en un aumento transitorio.

Por ahora, incluso concediendo que el consumo y los servicios arrojarán un avance, no se puede soslayar que el motor principal está apoyado en Estados Unidos, vía el flujo de remesas y la llegada de turistas, matizó aparte Gabriela Soni, Chief Investor de UBS Asesores México.

Jessica Roldán Peña, directora de análisis económico de Finamex Casa de Bolsa, precisó aparte que las remesas tan robustas están alimentando al consumo y la demanda de servicios. El reto es conseguir que esa demanda sea sostenida en el tiempo, acotó.

Rebote por baja base de comparación

Las tres expertas subrayaron que la economía mexicana viene de una contracción económica histórica y que el periodo anual de comparación del PIB es precisamente el del desplome más profundo por el cierre de los negocios.

Esta caída aguda genera una muy baja base anual de comparación, que puede alimentar una impresión artificial de “crecimiento histórico” que claramente no se siente en la generación de empleo, ni se derrama en la demanda, advirtió la estratega de UBS.

La economista de BNP Paribás proyecta que el dato del PIB a 12 meses registrará un crecimiento de 19.8% por ese mismo arrastre aritmético de comparación.

La especialista de Finamex Casa de Bolsa destaca que el crecimiento del segundo cuarto del año estuvo también impulsado por un mayor dinamismo del sector servicios que representa 60% del PIB.

Roldán prevé que el comparativo anual del PIB del segundo trimestre podría registrar un crecimiento de 21 por ciento.  El matiz de nuevo, está en la bajísima base de comparación de aquel momento, cuando la economía estaba cerrada.

PIB anual, arriba de 5.5%

Roldán Peña precisó que la expectativa de Finamex Casa de Bolsa para todo el 2021 es de un crecimiento del PIB de 6.1%, exactamente el mismo que tiene el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el gobierno de México. 

Díaz Loubet explica que la expectativa en BNP Paribás es de un crecimiento más mesurado, con un avance de 5.5% en todo el año.

Gabriela Soni, de UBS, acota que para el segundo semestre, la economía enfrentará varios riesgos: La tercera ola de Covid 19; los desacuerdos entre Estados Unidos y México en materia comercial y la reacción de Banco de México a una inflación elevada.

ymorales@eleconomista.com.mx