La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, dijo el jueves que los negociadores están progresando en las reuniones con el gobierno para aprobar otra ronda de ayuda financiera para la economía y que la legislación podría elaborarse “muy pronto”.

“Estoy contenta dónde estamos ahora (...) Está cerca. Está cerca (el acuerdo)”. dijo Pelosi a la prensa.

Además, afirmó que ambas partes están reduciendo sus diferencias sobre cómo afrontar la pandemia y ayudar a gobiernos estatales y locales, algo que ha sido un gran obstáculo.

“Nos estamos acercando a lo que debemos hacer: machacar al virus, honrar a nuestros héroes, a nuestros gobiernos estatales y locales”, dijo la líder demócrata.

Según indicó, las conversaciones están centradas también en la ayuda a los colegios y en créditos fiscales para ayudar a los ciudadanos con menores ingresos golpeados duramente la pandemia, que ha acabado con la vida de más de 221,000 personas y ha dejado a millones sin empleo.

No obstante, un acuerdo amplio se enfrenta a la resistencia de los republicanos en el Senado, que han expresado su preocupación por el creciente déficit.

La demócrata dijo, además, que se necesita el apoyo republicano para que haya un acuerdo: “Debemos tener un bipartidismo fuerte sobre la legislación que traigamos juntos. Espero que haya bipartidismo en la Cámara y en el Senado”.

Por su parte, el presidente Donald Trump, que pidió recientemente más estímulos en un momento en que marcha por detrás de su rival demócrata Joe Biden en los sondeos nacionales, pareció sembrar dudas sobre el acuerdo, al decir que no podía imaginarse de forma alguna que los demócratas acuerden un paquete de estímulo.

Trump arremete contra demócratas

“Su foco principal es rescatar a ciudades y estados demócratas pobremente gobernados (y con alto crimen)”, tuiteó Trump.

Por otro lado, la portavoz de la Casa Blanca, Alyssa Farah, dijo a Fox Business Network: “Realmente es lo más optimista que nos hemos sentido respecto al logro de un acuerdo”.

Sin embargo, el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, advirtió que todavía existen “diferencias políticas significativas” con los demócratas y advirtió que es poco probable que se resuelvan con las elecciones del 3 de noviembre.

Asimismo, en declaraciones a periodistas en la Casa Blanca, Kudlow reiteró su apoyo a un acuerdo sobre la ayuda para los desempleados, las pequeñas empresas, las aerolíneas y las escuelas, “hagamos esto”, mencionó.

Además, el senador republicano, Marco Rubio, afirmó en una entrevista con CNBC que se sentiría “muy incómodo” con un gran paquete de ayuda, pero precisó que, “dicho esto, creo que el precio de no hacer algo es incluso mayor”.

Por su parte, el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, el republicano de más alto rango en el Congreso, tampoco quiere llevar un gran proyecto al pleno antes de los comicios, ya que está centrado en la confirmación de la jueza Amy Coney Barrett para la Suprema Corte.

Caen en EU solicitudes de ayuda por paro

Las nuevas solicitudes semanales de subsidios por desempleo cayeron más de lo esperado en Estados Unidos a dos semanas de las elecciones informó el departamento de Trabajo.

En la semana terminada el 17 de octubre 787,000 solicitaron ayuda por desempleo por primera vez, frente a los pronósticos de 860,000 peticiones.

En la semana previa se registraron 842,000 pedidos, según datos revisados a la baja.

A menos de dos semanas de las elecciones en EU las peticiones de beneficios siguen en un nivel alto, sin que haya un acuerdo en el Congreso para lanzar un nuevo paquete de ayuda.

“Estos niveles siguen muy por encima de los previos a la pandemia”, destacó la economista jefa para EU de la consultora HFE, Rubeela Farooqi. (Agencias)