La administradora mundial de riesgos, Coface, ajustó al alza su previsión de crecimiento económico mundial para este 2010 y lo ubicó en 3.6 por ciento.

América Latina aumentó a 5.1%, precisó en un comunicado, y resaltó la rápida recuperación de México luego de la crisis internacional.

En el ejercicio inmediato anterior previó un crecimiento del PIB global para este año de 3.0%, y justificó el ajuste con el desempeño de Estados Unidos y Japón, así como de países emergentes.

Para Estados Unidos, también revisó el crecimiento al alza, de 2.4 a 2.9%, una vez que se estabilizó el mercado laboral y el ingreso global de los hogares aumentó en el primer trimestre del año.

En Japón el crecimiento igual se revisó al alza, de 1.3 a 2.0%, donde el consumo ha sido la buena nueva del inicio de 2010, pero sobre todo las exportaciones impulsadas por la demanda asiática.

Asia emergente representa 54% de las exportaciones japonesas y es la zona más dinámica, además de que los incidentes de incumplimiento de las empresas bajaron en el primer trimestre de 2010 y las ganancias comienzan a restablecerse.

Aunque la deuda pública representa 190% del PIB en Japón, fue absorbida por la tasa de ahorro de las empresas y los hogares, siempre elevada.

Para la zona euro la previsión de Coface permanece sin cambios en 0.8%, en donde la ubicación para Alemania fue de 1.5%, Francia 1.3 e Italia en 0.9 por ciento.

La previsión sobre Grecia es de menos 4.0%; Portugal de menos 0.3% e Irlanda de menos 0.6 por ciento.

En China se espera un crecimiento de 11.9%, India de 8.6, Singapur 15.5, Tailandia 12 por ciento.

El crecimiento de América Latina sorprende por su vigor, en donde Brasil alcanzó un 9.0% en el primer trimestre y cuya previsión es de 7.0% para todo el año.

Destaca la recuperación de México, pese a lo afectado que resultó de la crisis, con la previsión de 4.5%; Chile, con 5.5 y Argentina con 4.0 por ciento.

El crecimiento es siempre orientado de forma negativa en gran parte de Europa emergente (Países Bálticos, Bulgaria y Rumania) pero Turquía y Polonia reportan una recuperación neta de 5.4 y 3.0%, respectivamente y en total, la zona alcanzará una recuperación de 2.8 por ciento.

apr