Las coberturas petroleras del 2019 serán contratadas por el siguiente gobierno, aseguró José Antonio González Anaya, secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

“Las coberturas petroleras se realizarán para la siguiente administración, en la pasada así fue (...) algo que marca la ley es que (quien gane la presidencia) debe escoger un equipo de transición con el que nos coordinaremos”, expuso brevemente en una entrevista desde las oficinas del Banco Mundial en la ciudad de Washington.

Indicó que, en el último año de la administración de Felipe Calderón, la contratación de las coberturas quedó en manos de la administración de Enrique Peña Nieto, donde en un inicio, su secretario de Hacienda, Luis Videgaray, llevó a cabo la contratación de este instrumento financiero que ayuda a blindar las finanzas públicas de la volatilidad en los precios del crudo.

En su momento, Vanessa Rubio, todavía como subsecretaria de Hacienda octubre del año pasado, afirmó a la agencia de noticias Bloomberg que para el 2018 también se contrataron coberturas petroleras.

En aquella ocasión, si bien dijo que se cubriría un precio de 46 dólares por barril, no dio detalles sobre el volumen de barriles que serían cubiertos ni el costo de la cobertura. Al cierre de esta edición, la Secretaría de Hacienda no respondió a esta casa editorial sobre dichos aspectos.

En los “Pre-Criterios Generales de Política Económica del 2019”, la SHCP sólo refiere que las coberturas petroleras del 2018 se contrataron bajo las mismas características de como se hizo con las coberturas del 2017.

Es decir, se contrató una cobertura financiera en la forma de opciones de venta tipo put y con recursos del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios.

“Considerando ambas herramientas, se cubren los 48.5 dólares por barril establecidos en la Ley de Ingresos de la Federación para el 2018”, destaca.

No obstante, en dicho documento también indica que su proyección promedio de 48.5 dólares por barril de petróleo se modificó a 53 dólares por barril, debido a la recuperación en los precios internacionales del crudo.

Entonces, ello implica que de cerrar el precio promedio de la mezcla mexicana en 53 dólares el barril, para el 2018 no se ejercerían las coberturas petroleras, dado que el precio es mayor a lo que se cubrió en un inicio (48.5 dólares por barril).

En el 2017, tampoco se activaron las coberturas petroleras, dado que el precio en el mercado de la mezcla mexicana fue mayor a lo que se estableció en la Ley de Ingresos de la Federación de ese año.

Sólo TRES VECES SE HAN RECIBIDO RECURSOS POR COBERTURAS

De acuerdo con información del Centro de Estudios sobre las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados, de los 16 años que el gobierno federal ha venido contratando las coberturas petroleras, sólo se han ejercido en tres ocasiones: en el 2009, el 2015 y el 2016.

En el 2009, el gobierno recibió 64,353 millones de pesos; en el 2015 fueron 107,512 millones de pesos, y en el 2016, 53,738 millones de pesos. Esto es igual a 225,603 millones de pesos; mientras que el costo de esos tres años significó 156,783 millones de pesos.

“Es decir, el saldo entre lo erogado y los beneficios obtenidos es positivo, pues en estos 16 años se han recibido 75,051 millones de pesos más que los gastados”, expone el Centro de Estudios sobre las Finanzas Públicas.

Señala que las coberturas petroleras han sido un instrumento financiero de gran importancia para contrarrestar los efectos de la volatilidad internacional del precio del petróleo, pues blinda a las finanzas públicas de menores ingresos.