Davos, Sui. La clase media de las economías avanzadas se encuentra en crisis, alterada por la creciente inequidad, la desconfianza en las instituciones y la pérdida de esperanza sobre las oportunidades de empleo, advirtió Christine Lagarde, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Con un menor crecimiento, más inequidad y mucha más transparencia en la información, ahora tenemos buenos ingredientes para alimentar una crisis de la clase media en las economías avanzadas , advirtió.

Durante su participación en una mesa redonda del segundo día de trabajos del Foro de Davos, dijo que las señales de este descontento social son evidentes desde el 2013. Incluso enfatizó que ella misma advirtió a los líderes del Foro Económico Mundial (WEF, por su sigla en inglés), desde aquel año, sobre el aumento en la brecha de la desigualdad en las economías avanzadas.

Una brecha que se fue incrementando conforme avanzaba la crisis mundial del 2008, observó.

Ahora o nunca

Tras recordar los sorprendentes resultados electorales y de consultas populares que se presentaron en el Reino Unido, Italia, España y recientemente, en Estados Unidos, confió en que son mensajes suficientemente contundentes sobre el impacto social de la inequidad.

Si los responsables de las políticas públicas no reciben ahora el mensaje, no sé qué los hará entender , observó la funcionaria.

En la sesión, titulada Acorralados y enojados. ¿Cómo componer la crisis de la clase media? , enfatizó que el nivel de inequidad de las economías avanzadas está movilizando a las sociedades .

Ahí mismo, Ray Dalio, presidente y CEO de Bridgewater Associates, advirtió que estos elementos de la desigualdad son el semillero propicio para el populismo y una consecuencia de ello es el proteccionismo.

La receta

En el panel, consideró que los responsables de armar las políticas públicas tendrían que enviar señales contundentes a la población, de que están leyendo claramente el descontento social, y que son capaces de dar respuestas regionales enfocadas a mejorar la redistribución de las ganancias cuando se presenten.

Podrían aplicar políticas mixtas, entre aquellas que estimulen la actividad económica y las sociales, que garanticen la recepción de beneficios en la sociedad.

Tal como lo describe la funcionaria, el FMI realizó una serie de análisis entre el 2013 y el 2014, acerca de la desigualdad de ingresos.

En uno de ellos, Inequidad y crecimiento insostenible: ¿dos caras de la misma moneda? , se planteó que existe una relación de mediano plazo entre la equidad y el crecimiento sostenible. En virtud de esta ventaja es que se justifica cualquier esfuerzo para mejorar la distribución, recalcaron los participantes.

Estrategias redistributivas

En otro más, titulado Más o menos , los especialistas del Fondo enfatizaron que el crecimiento de las disparidades entre ricos y pobres podrían avanzar al punto que millones de personas buscarán la prosperidad en otras alternativas .

En un panel adicional, del 2012, sobre Inequidad del ingreso y políticas fiscales explicaron que los instrumentos fiscales dirigidos pueden favorecer la distribución de los recursos al menor costo posible.

Algunas estrategias fiscales distributivas pueden ayudar a mejorar la eficiencia y el crecimiento del apoyo, dirigiéndolo hacia los hogares de bajos ingresos , se lee en otra de las mesas.

valores@eleconomista.com.mx