Citi, una de las instituciones financieras más grandes a nivel global, rebajó el martes su pronóstico de crecimiento para la economía de China en el 2022 a 4.9% desde 5.5 por ciento.

La institución financiera atribuyó la revisión a las potenciales consecuencias de la crisis del gigante inmobiliario Evergrande y estimó que las autoridades de política monetaria implementarán recortes en sus tasas de interés.

“El equilibrio entre los riesgos a la confianza y las posibilidades de contagio (de las dificultades de Evergrande) apuntan hacia una reestructuración bajo tutela (de la empresa)”, escribió Xiangrong Yu, analista de Citi, en una nota enviada a clientes.

“La presión sobre el crecimiento probablemente desencadenará una política moderada de flexibilización monetaria, incluido un recorte de la tasa de interés de 25 puntos base en el 2022”, indicó.

China mantendrá política monetaria

A pesar de las presiones, el gobernador del banco central de China, Yi Gang, dijo este martes que el organismo mantendrá una orientación normal de su política monetaria durante el mayor tiempo posible.

“China mantendrá su política monetaria normal tanto como sea posible”, dijo Yi en un artículo publicado el martes en el sitio web del Banco Popular de China.

Aún se espera que la tasa de crecimiento económico potencial de China se mantenga en el rango de 5 a 6%, sostuvo.

China dejó sin cambio su tasa de interés de referencia para préstamos corporativos y domésticos por decimoséptimo mes consecutivo tras su reunión de política monetaria de septiembre.

De acuerdo con datos del Banco Mundial, actualmente el Banco Popular de China tiene una tasa de interés de referencia de 3.85 por ciento.

La segunda economía más grande del mundo se recuperó rápidamente de la recesión causada por la pandemia de Covid-19, pero datos recientes evidencian un debilitamiento de la tendencia, con el sector manufacturero enfrentando mayores costos de materias primas, cuellos de botella de producción, y más recientemente, un racionamiento de electricidad.

Después de que el Producto Interno Bruto se expandiera 18.3% anual en el primer trimestre del 2021, el crecimiento se desaceleró a 7.9% en el segundo trimestre. China tiene un objetivo de crecimiento del PIB de alrededor de 6% para el 2021.