En enero, el índice de la canasta básica subió 1.71%, es decir, casi dos veces la inflación general, que fue de 0.89%, con lo cual la tasa anual llegó a 6.17 frente a 4.48% de los precios al consumidor.

Esto lo informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en su reporte sobre la inflación de enero, que superó lo esperado al colocarse con el nivel más alto en ocho meses, según Invex Grupo Financiero.

Analistas indicaron que este resultado se debió a la aplicación de impuestos especiales en refrescos y pan de dulce, así como el aumento en la tributación de cigarros.

Invex informó que de esta manera se sintieron los efectos más visibles de la reforma fiscal y advirtió que no se descarta que sigan los aumentos en los siguientes meses por el efecto de la homologación del IVA en la frontera.

Sin embargo, de acuerdo con el INEGI, hay otras mercancías que no tienen nada que ver con algún tipo de gravamen fiscal, pero que incidieron fuertemente en la inflación, como fue el caso del limón, que presentó la mayor alza de los productos enlistados con las variaciones más importantes, con un aumento de 44.80%, y el pollo incrementó 3.77 por ciento.

Lo anterior a pesar de que la inflación en alimentos agropecuarios bajó en enero 0.67%, pero sigue en aumento en variación anual, con 6.21 por ciento.

Los precios de frutas y verduras disminuyeron en el mes 4.27% y acumulan una tasa anual de 10.34 por ciento.

En los precios de los pecuarios hubo un aumento de 1.61% y anual de 3.65 por ciento. Otro factor fue el mayor costo de los energéticos (gasolinas, gas y electricidad) con 1.86 y 9.67% anual.

Las tarifas oficiales subieron en enero 2.38% y a tasa anual, 11.02%, por el efecto del servicio de transporte Metro.

Pero el aumento más relevante fue el de los refrescos envasados, por el peso que tuvo en el índice general, con 12.81 por ciento.

A la baja se movieron el jitomate (-35.50%), tomate verde (-18.25%), chile poblano (-18.09%), transporte aéreo (-15.44%) y ropa de abrigo (-3.90 por ciento).

CONSUMO Y PRECIOS PRODUCTOR

Otro elemento fue el IVA generalizado. Así lo demuestra la inflación por localidades.

La frontera norte destacó como la más cara; Ciudad Acuña, con una inflación de 2.45%, seguida de Tijuana, con 1.80%, y La Paz, con 1.49 por ciento.

En el sur, los precios al consumidor estuvieron por las nubes, en Chetumal, con 2.33%, y Tapachula, con 1.64 por ciento. También sobresalió Jacona, en Michoacán, con una inflación de 1.48%, en tanto que la ciudad de Morelia apareció en la lista de menor inflación, con 0.31 por ciento.

En tanto, los precios productor reportaron un aumento de 0.54% en el mes y de 2.04% anual. La inflación se sintió más en actividades como la minería, construcción, manufactura, generación de electricidad y suministro del agua, con un alza de 1.03% seguida de la inflación para productores del campo y pesca con 0.22 por ciento.

Para las actividades de servicios bajó 0.15 por ciento. INEGI informó que el consumo en el país avanzó marginalmente 0.06% en tanto las exportaciones lo hicieron 0.62 por ciento.

Infografia