Washington.- El presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, John Boehner, instó el miércoles al Senado a aprobar una ley para evitar el denominado "abismo fiscal", en una señal de que los esfuerzos del Congreso para no caer en una crisis presupuestaria vuelen a la vida días antes de la fecha límite de fin de año.

En un comunicado emitido por Boehner y sus máximos lugartenientes, el equipo de liderazgo republicano dijo que "el Senado debe actuar primero" para revivir los esfuerzos para evitar los 600,000 millones de dólares alzas de impuestos y recortes automáticos al gasto que se iniciarían el 1 de enero.

Prometieron que la Cámara baja estudiaría cualquier legislación que el Senado produjera.

La semana pasada, un plan alternativo de Boehner para mantener bajas las tasas a la mayoría de los contribuyentes colapsó en medio de la oposición de sus colegas republicanos, que no apoyaron un alza de impuestos para los que ganan más de 1 millón de dólares al año.

El fallido esfuerzo generó incertidumbre sobre cuáles serían los próximos pasos para evitar el "abismo fiscal", el que los economistas han advertido que podría golpear a la economía estadounidense y llevarla hacia otra recesión.

Los líderes republicanos agregaron que si el Senado envía a la Cámara baja una nueva "legislación sobre el abismo fiscal", "La Cámara entonces considerará si acepta los proyectos (...) o los devuelve al Senado con enmiendas adicionales. La Cámara tomará esta acción ante lo que sea que el Senado apruebe, pero el Senado debe actuar primero".

"Las líneas de comunicación permanecen abiertas", dijeron.

Los líderes republicanos de la Cámara de Representantes argumentaron que era el turno del Senado de obtener una solución legislativa porque la Cámara ya realizó dos proyectos antes este año para evitar el "abismo fiscal".

Esos proyectos fueron aprobados por la Cámara baja a sabiendas de que serían rechazadas en el Senado, controlado por los demócratas, que insisten en elevar los ingresos fiscales para reducir el déficit federal.

klm