Estrategas de Barclays, Bank of America, y BNP Paribas anticipan que el Banco de México cerrará el ciclo de recortes en la tasa de interés que inició en agosto del año pasado, al incorporar la presión al alza que seguirá presente en la inflación.

Sólo los expertos de JP Morgan, consideran que el banco central seguirá aprovechando el amplio margen que otorga contar con una de las tasas más altas de los mercados emergentes, y anticipan un recorte de 50 puntos base para la reunión de este mediodía, y dos más de 25 puntos para noviembre y diciembre.

“Nuestra previsión tiene su origen en la confirmación de un deterioro económico que ha profundizado la brecha del producto cerca de -20% y el anclaje de las expectativas de inflación de mediano plazo que se encuentran en 3.5%”, resaltaron los estrategas liderados por Gabriel Lozano.

Pero se trata de una sola opinión entre cuatro consultados por El Economista, que prevé un recorte de estos niveles.

Para el resto de los analistas, la expectativa de una inflación por arriba de 4% en el resto del año, será el motivo de la Junta de Gobierno para finalizar el ciclo de recortes. Esto, a reserva de que la inflación de la primera quincena de septiembre, que se dará a conocer hoy, sorprenda de alguna forma, acotó aparte el economista en jefe para México y Canadá de Bofa Securities, Carlos Capistrán.

“La inflación se mantendrá próxima a 4% durante el resto del año y probablemente volverá a fluctuar cerca de 5% en abril del próximo año, lo que motivaría que Banxico recorte una vez más en su reunión de hoy (jueves)” advirtieron economistas de Barclays liderados por Marco Oviedo, Jefe de Research para América Latina. Recorte al que seguirá una pausa larga, estimaron. Ellos anticipan un solo recorte de 25 puntos base en la reunión de hoy.

La discusión

Con él coincide, desde Nueva York, el economista para México y Colombia de BNP Paribás, Joel Virgen, quien prevé que la decisión de la Junta de Gobierno será de un recorte de 25 puntos base, por mayoría.

Supone que tres de los miembros votarán por restar un cuarto de punto; uno pedirá un recorte de 50 puntos y otro más, pedirá que se quede la tasa sin cambio, en 4.50 por ciento.

Aparte, en un análisis, el economista para México y Canadá de BofA Securities, Carlos Capistrán consideró que “la Junta de Gobierno dedicará más tiempo a discutir cuándo cerrará el ciclo de recortes que el tamaño del ajuste en la tasa”.

“Para la reunión de septiembre, creemos que el principal riesgo es que Banxico deje la puerta abierta a nuevos recortes”.

La minuta de esta reunión, será divulgada conforme al calendario el 8 de octubre, y la próxima reunión monetaria está programada para el 12 de noviembre.

El anuncio monetario de este jueves es el antepenúltimo programado en el que participará el Subgobernador Javier Guzmán Calafell, que terminará su cargo en el banco el próximo 31 de diciembre.

El banquero central es identificado por el mercado como uno de los dos miembros hawkish, junto con la subgobernadora Irene Espinosa.

Hawkish, en el lenguaje de política monetaria, indica un sesgo restrictivo y más inclinado al cumplimiento del objetivo de mantener la inflación dentro del rango permitido que es de 3% con +/-1 punto porcentual.

ymorales@eleconomista.com.mx