Ante las señales de desaceleración económica global, los bancos centrales han comenzado a actuar y se espera que hoy sea el turno del Banco Central Europeo (BCE) y del Banco de Inglaterra.

Con Europa en medio de una desaceleración económica, el presidente del BCE, Mario Draghi, podría recortar la tasa de interés por primera vez desde que está a cargo del instituto central.

El consenso estima que el recorte sería de 25 puntos base para quedar en 0.75%, nivel nunca antes visto.

La rebaja a la tasa podría ya estar descontado por los mercados y la sorpresa sería que el BCE anuncie una nueva ronda de préstamos de largo plazo. No obstante, esto luce poco probable, tomando en cuenta que el sistema financiero tiene aún suficiente liquidez , comentó el equipo de análisis de Capital Economics.

El presidente Draghi podría argumentar que una larga compra de bonos soberanos debe llevarse a cabo, pero es papel del fondo de rescate hacerlo y no del banco central , agregó.

También el Banco de Inglaterra tendrá reunión de política monetaria, se espera que la tasa de interés se mantenga, sin cambios, en 0.5 por ciento. Los últimos datos económicos justificarían un incremento en el monto de las recompras de activos, pero el Comité podría esperar hasta el reporte inflacionario de agosto para realizar algún movimiento.

Sin embargo, bancos como el de China ya han comenzado a actuar; luego de que la economía creciera a tasas de más de 9%, a principios del 2012 las expectativas se redujeron a alrededor de 7% y el Banco Popular decidió tomar medidas para reactivar la economía.

En busca de tal objetivo, desde que inició el año la autoridad monetaria ha estado bajando la tasa de interés de referencia y se espera que recorte, por tercera ocasión, la tasa de reserva de los bancos; adicionalmente, el martes realizó una recompra de activos.

Las economías en desarrollo no han quedado excluidas. En Brasil, los datos no han sido los mejores e incluso el Banco Central de Brasil ha revisado a la baja las expectativas de crecimiento para este año a 2.18%, su menor nivel desde el 2008.

Desde agosto del 2011, el banco central de Brasil ha recortado la tasa SELIC en 4 puntos porcentuales a un mínimo histórico de 8.5 por ciento. Hace un par de semanas, miembros del equipo económico de la presidenta, Dilma Rousseff, aseguraron que se busca llevar la tasa hasta niveles de 7.5 por ciento.

En México se espera que la segunda mitad del año no sea tan buena como la primera, pero no se espera un recorte de tasas. La tasa de referencia se ha mantenido en 4.5% desde junio del 2009.

En las minutas de la última reunión de Banxico, se enfatizó la importancia de enviar un mensaje ‘balanceado y simétrico’, en el sentido de indicar que la junta podría actuar en cualquier dirección, de acuerdo con las circunstancias que se presenten , explicó Banamex.

MERCADOS ESPERAN A DRAGHI

Las bolsas cerraron con movimientos laterales en medio de una sesión con un bajo volumen de operación y en espera de importante información económica al cierre de la semana.

Los mercados en Estados Unidos no operaron ante la conmemoración del Día de la Independencia.

En Europa, las bolsas se mantuvieron en espera de la decisión del Banco Central Europeo y del Banco de Inglaterra. El índice Stoxx 600 frenó su racha alcista de las últimas cuatro jornadas y cayó 0.1%; mientras que en España la prima de riesgo subió a 496 puntos base y el Ibex-35 descendió 0.7 por ciento.

Además de la reunión del BCE, en Estados Unidos, se publicarán las solicitudes iniciales por seguro de desempleo y la nómina privada ADP y, mañana, el reporte de empleo de junio.

Bajo esta coyuntura y tras haber alcanzado un nuevo máximo histórico, el principal índice de la Bolsa mexicana, el IPC, cerró con una caída de 0.2% a 40,353.43 puntos. De acuerdo con Óscar Jiménez, analista de Multiva, el índice podría buscar los 41,000 puntos en el corto plazo.

(Con información de Ana Valle)