El Banco Central de Chile anunció un incremento de su tasa de interés de referencia a 2.75% anual desde 1.50%, la mayor subida en 20 años, en un contexto de presiones inflacionarias.

En medio de un “marcado y sistemático” deterioro de los mercados financieros, la autoridad monetaria subió 125 puntos básicos la tasa de interés a 2.75%, ante un “escenario macroeconómico que ha aumentado los riesgos para la convergencia de la inflación a la meta (oficial) de 3%”.

El aumento de la tasa, el mayor desde el año 2001, se produce tras un aumento de 1.2% del índice de precios al consumidor (IPC) en septiembre, la mayor cifra mensual en 13 años, acumulando una inflación de 4.4% en lo que va del año y de 5.3% en doce meses. La inflación se explica por una mayor liquidez luego de tres retiros del 10% de las pensiones que el Congreso aprobó desde setiembre del 2020 para paliar la crisis provocada por la pandemia del Covid-19.

El instituto emisor sostuvo que las perspectivas para los próximos meses se han ido elevando “en un contexto en que las expectativas de inflación a dos años plazo se ubican por sobre la meta de 3%”.

La trayectoria de la tasa será evaluada en el próximo Informe de Política Monetaria, “teniendo presente la necesidad de evitar que se produzca un aumento más persistente de la inflación”, señaló el Banco Central.

Chile cerró el 2020 con una inflación de 3%, pero varios expertos advirtieron de un “recalentamiento de la economía”.