Durante el cuarto trimestre del 2013, la tasa de desempleo exhibió su nivel más bajo de los últimos cinco años, al ubicarse en 4.6% de la Población Económicamente Activa (PEA), lo cual significó que 2.4 millones de personas no lograran incorporarse a una fuente de trabajo. El nivel de desempleo resulta menor que el observado hace un año (4.9%) y que el de hace cinco años, durante la crisis del 2009 (5.2 por ciento).

De acuerdo con los datos del cuarto trimestre del 2013, que dio a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en los meses de octubre-diciembre, un total de 50.2 millones de personas se encontraban ocupadas, cifra mayor en 1.2 millones a la del trimestre comparable del 2012.

No obstante, los resultados de la encuesta revelaron que también aumentó la informalidad y la subocupación, en comparación con el 2012.

Así se sumaron 196,000 personas para llegar a un total de 29.6 millones que tienen un empleo informal, lo que representa un avance de 0.7 puntos porcentuales con respecto a igual periodo de un año antes y significa 58.8% de la población ocupada.

En tanto, la subocupación, que se refiere a las personas que buscan una segunda fuente de ingresos, alcanzó una cifra de 4.1 millones de personas, es decir, una tasa de 8.2% con respecto a la población ocupada.

Infografia

LOS MÁS INFORMALES

El incremento de la informalidad en el país se presenta de diversas maneras, en principio en las empresas que no están registradas, ahí se reporta una concentración de 14 millones de personas, cuyo incremento en el cuarto trimestre del 2013 fue de 2.6% (350,211) y representa 27.9% de la población ocupada.

En tanto, 2.2 millones que corresponden al servicio doméstico remunerado tuvieron una disminución de 0.5%; mientras que 6.3 millones pertenecen al ámbito agropecuario, y otros 7 millones a las empresas, gobierno e instituciones. En éste último se presentó una disminución de 0.3%, es decir, que salieron de esta condición 24,020 personas.

Los estados que reportan la informalidad más elevada son: Oaxaca, con una tasa de 81.3%; Guerrero, 77.7%; Tlaxcala, 73.2%; Puebla, 73.3%, y Michoacán, 73.1 por ciento.

Por otra parte, el INEGI informó que de la población que tiene un empleo, la mayoría se encuentra en el sector servicios.

Y si se observa a la población en función de la posición que tienen dentro de su trabajo, se tiene que dos terceras partes del total (67.2%), esto es, 33.7 millones son trabajadores subordinados y remunerados; 11.1 millones (22.1%) trabajan por su cuenta, sin emplear personal pagado; 3.1 millones (6.2%) son trabajadores que no reciben remuneración, y 2.3 millones (4.5%) son propietarios de los bienes de producción, con trabajadores a su cargo.

Respecto de las jornadas de trabajo, el 7.1% de personas trabaja menos de 15 horas semanales, en el otro extremo se ubica un 28.4% que labora más de 48 horas semanales. En promedio, la población ocupada trabajó en el cuarto trimestre del 2013 jornadas de 43 horas por semana.

Infografia

[email protected]