BBVA subió a 6.3% su pronóstico de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de México para el 2021, desde 4.7% previo. Para el 2022 lo movió de 2.8 a 3.0 por ciento.

Carlos Serrano, economista jefe del banco español, explicó que este cambio de perspectiva, obedece principalmente al mejor comportamiento que han tenido la inversión y el consumo.

En videoconferencia en la que se presentó el informe “Situación México”, destacó que la recuperación de la inversión ha sido mayor de lo anticipado, por lo que estimó que seguirá la expansión, aunque insistió en que, para ello, será necesario que se alcancen mayores niveles de certidumbre.

En cuanto al consumo, mencionó que éste ganó impulso en el segundo trimestre del 2021, ante la reapertura de la actividad económica y una mayor movilidad. La estimación es que en todo el 2021 el consumo crezca 7.7%, mientras que la inversión privada lo haga en 15.1 por ciento.

Crecimiento, insuficiente

No obstante, el especialista precisó que aún con un crecimiento del PIB este año de 6.3% o incluso de hasta 7%, los niveles previos a la pandemia no se alcanzarán sino hasta el 2022.

“Estamos revisando al alza nuestra estimación de crecimiento para el 2021 a 6.3% desde 4.7% previo. Esto obedece a un mayor dinamismo del consumo privado, a una recuperación de la inversión mayor de la anticipada, y este dinamismo del consumo privado obedece a la mayor movilidad y reapertura y se ve solidez en esta recuperación hacia adelante”, dijo Serrano.

Agregó: “se trata de una recuperación incompleta. Con estas tasas de crecimiento el PIB no va a alcanzar el nivel prepandemia sino hasta el segundo trimestre del 2022, y no va a alcanzar los niveles a los que crecía la tendencia, en más años”.

Por otra parte, el informe de BBVA destaca que, respecto al mercado laboral, hay una mejora en el panorama de creación de empleo formal del IMSS para el cierre de 2021, aunque de acuerdo con el economista del banco, ha sido a un ritmo más lento del registrado por el PIB.

De esta manera, refirió que pese a la mejora observada en ésta será insuficiente para alcanzar el nivel previo a la pandemia.

“Al cierre de diciembre se anticipa una creación de 639,000 empleos, un crecimiento anual de 3.2% a diciembre de 2021, mayor en 0.4 puntos porcentuales respecto a la previsión anterior”, precisa el reporte.

Mejor política para lograr recuperación

Carlos Serrano precisó, sin embargo, que el principal riesgo para que no se logre el estimado de crecimiento del PIB en el 2021, es que se presenten mayores repuntes en las tasas de contagio por coronavirus y sus variantes, lo que podría orillar a que se reduzca la apertura de la economía.

“En ese sentido, creemos que la mejor política económica para permitir esta recuperación, radica en acelerar el ritmo de vacunación”, puntualizó.

Si bien reconoció que en lo que respecta a este tema hay avances, otros países de la región de América Latina van más adelante en cuanto a proporción de la población vacunada.

Incluso comentó que con un proceso más acelerado de la vacunación, el estimado de crecimiento de la economía pudiera ser mayor a ese 6.3% proyectado, a lo cual también contribuiría una recuperación, aún más intensa, de Estados Unidos.

“Si se logra acelerar de manera sustancial la vacunación y por tanto esta tercera ola empiece a ceder, el país pudiera crecer más de este 6.3 por ciento. La mejor política económica es tener la mejor política sanitaria posible”, argumentó.

Añadió: “el segundo factor para tener tasas de crecimiento mayores a las que estamos anticipando, es que Estados Unidos logre crecer más y que se apruebe un programa de infraestructura mayor al que se está discutiendo hoy en día, (eso) aumentaría las estimaciones de crecimiento en Estados Unidos y la confianza de empresas y consumidores, y eso sería un mayor crecimiento en nuestro país”.

Inflación volvería a rango objetivo en el 2T del 2022

En lo que tiene que ver con la inflación, un tema que va ganando terreno, el economista jefe de BBVA México refirió que se alcanzó un pico en abril, y ha empezado a desacelerarse aunque a un menor ritmo.

Consideró que seguirá bajando en los siguientes meses, pero con un nuevo repunte al final del año, por lo que convergería al rango objetivo del Banco de México (Banxico), de 3 +/- 1% hasta el segundo trimestre del 2022.

Carlos Serrano mencionó que ante choques temporales como los que se han visto la política monetaria no es la más efectiva, y que por ello sorprendió el alza más reciente en la tasa por parte del Banxico.

En este sentido, BBVA espera ahora tres alzas adicionales de 25 puntos base cada una en lo que resta del 2021, para cerrar el año en 5.0 por ciento.

eduardo.juarez@eleconomista.mx

kg