Los programas sociales que ha lanzado el nuevo gobierno, como el incremento de los salarios, las becas a los jóvenes, y el aumento de los apoyos a adultos mayores, además de otros como el anuncio de la construcción del Tren Maya en el sureste, impulsarán la economía y la vivienda en el país, consideró Victor Manuel Requejo, presidente del Banco Inmobiliario Mexicano (BIM).

En el evento anual de la institución en el que estuvieron las nuevas autoridades del sector vivienda, el banquero expuso que, por ejemplo, con el incremento al salario mínimo, y más en la frontera, las personas tendrán más ingresos y, por lo tanto, más posibilidades de adquirir una vivienda social de entre 450,000 y 700,000 pesos, situación que no se pensaba lograr. Los precios rondaban entre 300,000 y 400,000.

En tanto, los apoyos a los jóvenes y a los adultos mayores permitirán un impulso a la economía interna, pues derivará en un mayor consumo. “Creo que el país tendrá un año magnífico”, señaló.

En este sentido, la estimación del banco, a tono con la de las nuevas autoridades, es que la economía local crezca alrededor de 2% este año.

Requejo señaló incluso que aunque se canceló el proyecto del aeropuerto en Texcoco, se compensará con una fuerte inversión en Santa Lucía, el actual aeropuerto y Toluca, además del Tren Maya y otros que se han mencionado.

“Yo creo que el gobierno está haciendo un gran esfuerzo para que tengamos un mejor país. El asunto de los huachicoleros es excelente, no podemos seguir con esa lacra”, expresó.

Tren de la vivienda no debe detenerse

En esta línea, Víctor Manuel Requejo aseguró que se ve muy bien el panorama nacional y se necesitará vivienda, por lo que esta actividad no puede detenerse.

Mencionó que aunque en el 2018 se construyó un poco menos de vivienda que en el 2017, la inversión en el sector creció.  “En el 2018 no sólo se cumplió el programa, sino que se excedió. Mientras unos dan un paso atrás, otros lo dan adelante”.

Lo que sí dijo preocuparle es la baja en el subsidio para vivienda que se refleja en el presupuesto del 2019, por lo que consideró que debe atenderse esa problemática.

BIM ve crecimiento del crédito

Aunque en el 2018 hubo la intención de vender este banco relativamente nuevo, parece que ese proyecto, al menos de momento, se han detenido. De hecho, los planes de crecimiento para el 2019 son importantes.

De acuerdo con el director del banco, Leonardo Arana, en el 2018 se colocaron 9,011 millones de pesos en crédito, y la meta para el 2019 es alcanzar los 10,800 millones de pesos.

En cuanto a la captación, cerró el 2018 con 3,609 millones de pesos, y para el 2019 esperan un crecimiento de 20% para alcanzar los 4,500 millones.

Banco Inmobiliario Mexicano es uno de los llamados bancos nuevos. De la mano de Víctor Manuel Requejo, pasó de ser una sofom hipotecaria a un banco hace apenas unos años.

[email protected]