El ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró que el gobierno no va a aceptar condiciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) para renegociar el acuerdo stand by que rige desde el 2018. Así respondió cuando El Cronista le consultó sobre el inicio de las conversaciones en Washington, Estados Unidos, y las propuestas clásicas del organismo internacional: reformas de largo plazo en el sistema previsional y en lo laboral.

“Lo nuestro es nuestro, lo diseñamos nosotros. Lo que hagamos lo hacemos porque así lo queremos nosotros”, dijo Guzmán sobre el proyecto de sostenibilidad de la deuda y el programa que presentarán ante el fondo para renegociar el acuerdo por 57,100 millones de dólares con Argentina, de los cuales ya ingresaron al país 44,000 millones de dólares. El ministro se encargó de destacar que la relación del gobierno de Alberto Fernández con el FMI es “diferente a otras instancias de la historia argentina”.

“Éste es un programa económico diseñado y ejecutado por nosotros. El programa que acordó el gobierno anterior fue un estrepitoso fracaso”, agregó el ministro en el microcine del Palacio de Hacienda.

De esta manera, Guzmán barrió con las especulaciones de algunos consultores y expertos en deuda pública, que preveían un remplazo del acuerdo stand by por uno de facilidades extendidas (EFF, por su sigla en inglés).

Un acuerdo EFF condiciona a los acreedores a reformas estructurales de largo plazo con monitoreos permanentes. Su uso se analizaba entre los economistas para suplantar al stand by, de corto plazo, que concentra los vencimientos en el 2021, el 2022 y el 2023. Ahora, con los dichos de Guzmán, queda descartado de momento un EFF.

Las negociaciones con el FMI continuarán en las próximas semanas. De hecho, Guzmán viajará a Nueva York, Estados Unidos, para asistir el martes 28 a una reunión del Council of the Americas, y es probable —aunque no está confirmado— que visite Roma, Italia, unos días después.

Aclaró que Nación y Provincia están trabajando en conjunto para resolver “el desastre que se hizo con la deuda. La voluntad de pago está, siempre lo dijimos, pero para eso tenemos que crecer y para eso necesitamos un alivio de la carga de la deuda”, manifestó.

Para el funcionario, el país tiene “un nivel de deuda insostenible, aumento de pobreza, de desempleo, y la actividad en caída libre”.

“Estamos desarrollando un plan macroenómico integral. Se está trabajando dentro de ese programa haciendo esfuerzos persistentes para bajar la inflación”, indicó y advirtió que la política que lleva adelante el banco central va en consonancia con esa integración.

Envían a Congreso proyecto para reestructuración de deuda pública

El gobierno de Argentina envió al Congreso un proyecto de ley para la reestructuración integral de su elevada deuda pública. Con el foco en la ley extranjera, son unos 30,000 millones de dólares los que están en juego, según cálculos privados.

El proyecto formaliza cuestiones técnicas, como que Economía será la autoridad de aplicación de la ley, y detalla los bienes y servicios sobre los cuales Argentina tiene soberanía nacional (como sedes diplomáticas; reservas o cuentas del BCRA, entre otros).

El proyecto de ley autoriza al Ejecutivo a efectuar las operaciones de administración de pasivos y/o canjes y/o reestructuraciones de los servicios de vencimiento de intereses y amortizaciones de capital de los títulos públicos emitidos bajo ley extranjera.

Tipos de acuerdo

• El acuerdo stand by, que es el que rige actualmente, se caracteriza por un acceso rápido a los préstamos; tiene una duración más flexible que generalmente abarca un periodo de 12 a 24 meses, pero no mayor de 36 meses. Tiene menos condiciones y se focaliza en los objetivos.

• El acuerdo de facilidades extendidas condiciona a los acreedores a reformas estructurales de largo plazo con monitoreos permanentes. Estas metas deben de ser alcanzadas en un periodo determinado de tiempo (generalmente en un periodo de tres años) . El desembolso del financiamiento acordado se producirá al cumplirse estas metas o que el fondo otorgue una dispensa.