Los activos de reserva internacional del Banco de México no son un patrimonio guardado en las arcas del instituto central. Tal como lo establece el artículo 19 de la Ley del Banco de México, las reservas internacionales son divisas y oro propiedad del banco central que devengan una tasa de interés y tienen por función proveer liquidez en moneda extranjera en caso de ser necesario.

El saldo de la reserva internacional se integra con los dólares que tanto Petróleos Mexicanos (Pemex) como el gobierno federal venden al banco central y que resultan de la colocación de deuda externa o por la venta de crudo. Actualmente el saldo de las reservas internacionales asciende a 193,278 millones de dólares.

Estos activos de reserva están integrados por divisas y oro propiedad del banco central, así como por los activos de México en el Fondo Monetario Internacional (FMI) y las divisas obtenidas por la venta de dólares de Pemex y el gobierno federal conforme los artículos 19 y 20 de la Ley del Banco de México.

Los activos de reserva aumentarán por el equivalente a 12,200 millones de dólares tras la inyección extraordinaria que aprobó la Junta de Gobernadores del FMI y que se formalizará a partir del 23 de agosto.

Esta operación que se realizará en DEG, (Derechos Especiales de Giro) conforme el memorando aprobado por la Junta de Gobernadores del FMI donde México está representado por el Secretario de Hacienda.

Activos contables

Como se recordará, el pasado 2 de agosto, la Junta de Gobernadores del FMI, aprobó una inyección de DEG a todos sus países miembros por el equivalente a 650,000 millones de dólares.

Los DEG son un activo contable del FMI, integrado por las aportaciones de los miembros al organismo, cuyo valor es equivalente a la cotización diaria de una canasta de monedas.

Esta operación extraordinaria tiene por objetivo apuntalar la capacidad de reacción de las autoridades de cada país miembro, para responder a choques externos en el mercado cambiario o financiero en este periodo de volatilidad e incertidumbre en la recuperación post Covid.

Raymundo Tenorio, especialista en política monetaria, precisa que para monetizar la inyección de los DEG se requiere que el banco central los cambie con un emisor de la divisa que requiere el país. Y el emisor de cualquier divisa, es otro banco central.

AMLO plantea usar recurso

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo en su conferencia matutina de este 11 de agosto que, tras la inyección del FMI, México podría pagar anticipadamente la deuda pública.

“Nosotros podríamos utilizar estos recursos para que no esté solo en reservas porque han crecido mucho ya las reservas, además les pagan muy poco de rendimiento. Entonces tienen mucho dinero (Banco de México) y reciben muy poco rendimiento. Entonces, nosotros podríamos utilizar esos recursos para pagar deuda por anticipado”, refirió el mandatario.

Acto seguido, el subgobernador Gerardo Esquivel explicó en su cuenta personal de twitter, que “los Derechos Especiales de Giro no son una moneda, son un activo de reserva internacional. En México, por mandato de ley, los activos de reserva internacional no se pueden usar para pagar deuda”, aseveró en su cuenta @esquivelgerardo.

La inyección de DEG se hará directamente al banco central y formarán parte de la reserva internacional.

ymorales@eleconomista.com.mx