El ex técnico de las Chivas, Ignacio Ambriz, dijo que no le sorprendió la decisión de la directiva del club tapatío de cesarlo, pero aclaró que el dejó al equipo porque no le gustaron "las formas" en las que le anunciaron su salida al final del Clausura 2012 del futbol mexicano.

De acuerdo con información de Terra, Ambriz aceptó que falló en su intento por poner a Chivas en los primeros lugares del torneo, y por no cumplir con las expectativas que generó su llegada al club.

Hubo suficientes juegos para hacer los puntos necesarios para poder calificar, yo me ilusioné en que podíamos calificar pero al final no cumplí los objetivos", reconoció.

Las Chivas sufrieron una estrepitosa goleada ante el Deportivo Quito de Ecuador en la Copa Libertadores de América. Fue la gota que derramó el vaso para su salida.

El Guadalajara informó de que Ambriz había decidido dejar el banquillo después de ser notificado por la directiva de que sólo seguiría hasta el final del Clausura 2012, al que le restan dos jornadas.

Ambriz explicó que Rafael Ortega, quien fue despedido como director deportivo, le llamó un día antes de jugar ante Deportivo Quito para comunicarle que "no entraba en los planes" delineados para el equipo por el holandés Johan Cruyff.

El extécnico comentó que tras la noticia decidió salir al banquillo ante el Deportivo Quito por "respeto al grupo" pues todos los jugadores le han mostrado su apoyo y "tenía que estar con ellos".

apr / Con información de Terra