Algunos golfistas aseguran que ganar un torneo Major les cambia la vida. Bubba Watson asegura que él no es uno de ellos. Para el estadounidense que el domingo se convirtió en el campeón del Masters de Augusta, el primero en su carrera, haber conseguido tal logro no cambia en nada su vida.

La cosa es que el golf no es mi todo. Para mí, haber venido a Augusta y ganar es asombroso para una gran semana de mi vida, pero ahora hay que volver a la realidad , aseguró el golfista oriundo de Bagdad, Florida, y quien se adjudicó el título del primer Major del año en el segundo hoyo de desempate ante el sudafricano Louis Oosthuizen.

Sin embargo, seguramente Bubba no será el mismo a partir de su victoria, no sólo porque de hoy en adelante tendrá pase abierto para jugar en Augusta, sino también porque a partir de ayer logró por primera vez en su carrera ubicarse como el cuarto mejor golfista del mundo, al haber ascendido 12 puestos en el ranking.

Un agridulce sentimiento el estar por primera vez en su carrera en el top 10 de la clasificación, pues apenas hace 18 meses Watson perdió a su padre, quien murió por cáncer pero siempre quiso ver a Bubba vistiendo la chaqueta verde.

Con la fama de un rockstar

Y es justo la fama de campeón la que de hoy en adelante le dará la fama como todo un rockstar que tendrá que mantener la forma peculiar de Bubba para jugar, para hacer su swing siempre curveado, el que raras veces se torna derecho como él quiere, esa misma que lo tiene en la cima de ganancias de este año con poco más de 3 millones de dólares.

Simplemente porque aunque Watson insista que: No quiero ser famoso o algo así. Sólo quiero ser yo jugando al golf , la realidad es que ahora es el campeón del Masters y tendrá que seguir luchando por mantener su puesto en el ranking en el que el inglés Luke Donald sigue dominando, seguido del norirlandés Rory McIlroy (segundo) y el británico Lee Westwood (tercero).

Mientras que habrá otros que busquen mejorar, como el estadounidense Hunter Mahan, que cayó al quinto sitio, y su compatriota Steve Stricker, que es sexto, o el alemán Martin Kaymer (séptimo). Además de Tiger Woods y Phil Mickelson, quienes buscan desesperadamente volver a la cima de la clasificación mundial.

[email protected]