Metepec. Edomex. Alza los brazos Óscar Sevilla. Apunta al cielo. Cruza la meta con los aceitunados ojos a punto de desbordar. Ha ganado. El español que está a punto de naturalizarse colombiano tras el pedaleo de 136.2 kilómetros, se adjudica la segunda etapa de la Vuelta México 2012 en 3:44.31 horas, tres minutos antes que su más cercano perseguidor Julián Rodas, quien se resigna a quedarse con el segundo puesto.

Llora Óscar. Entre el jadeo que le ha dejado el esfuerzo por la etapa montañosa, Sevilla se ha adjudicado una de las victorias más importantes de su carrera.

Ha sido por mi padre (José Sevilla murió en julio de 2011), hoy hubiera sido un día muy especial para él , solloza. Y dedica el triunfo a quien lo inició en el ciclismo: Era un apasionado de la bicicleta .

Asoma una sonrisa el rostro de Óscar, quien ha pasado del sentimiento de tristeza a una genuina alegría. Porque no han sido momentos fáciles para el ciclista español que en otros tiempos brillara en el Pro Tour en competencias como el Tour de Francia y la Vuelta a España.

Desde aquella implicación en la famosa Operación Puerto en el 2006, donde fue identificado como cliente de la red de dopaje de Eufemiano Fuentes, la sombra del doping viaja con él. Apenas en el 2010, cuando Óscar intentaba deshacerse de ese fantasma y era segundo en la Vuelta a Colombia, volvió a dar positivo por la sustancia Hydroxyyethil Starch, fue suspendido provisionalmente.

Piensa, Óscar, en la sanción que vino entonces por parte de la Real Federación. Seis meses, a contarse desde septiembre de 2011. Piensa, Sevilla, en el recurso de la UCI que recurrió al TAS en noviembre del año pasado para retomar el tema, la cual, al organismo que rige al ciclismo internacional, le parece insuficiente.

Habla, el español-colombiano, que no esconde su casi retadora sonrisa: El ciclismo es mi vida .

Confiesa que no quiere pensar en el futuro. No debe hacerlo, pues probablemente no pueda concluir la Vuelta México, ya que mañana, el TAS dará su veredicto respecto. Confía pues Óscar: México me trae buena suerte, he ganado la Vuelta a Chihuahua, la Vuelta a México 2010, no veo porqué tenga que ser diferente , concluye.

[email protected]