Kiev calificó de escandalosas las acusaciones de los medios y de los futbolistas ingleses que instaron a sus seguidores a no viajar a ese país para presenciar los partidos de la Eurocopa 2012, al día siguiente de que la BBC denunciase racismo en Ucrania.

Acusar a Ucrania de ser fascista y racista y hacerlo de la manera como lo hacen los medios, los futbolistas y políticos británicos es simplemente escandaloso , declaró el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores ucraniano, Oleg Volochin.

No es la primera vez que países como Ucrania, Polonia, Rumanía y la República Checa son acusados por Europa Occidental de no ser capaces de establecer normas de respeto para las minorías étnicas, sexuales u otras , añadió.

Pero en lo que se refiere al racismo, una parte de la Unión Europea está muy por delante de Ucrania , aseguró el portavoz. Nosotros no tenemos violencia interétnica en nuestras calles, como ocurrió en París hace unos años o en Londres el año pasado , afirmó.

Polonia, el otro país organizador de la Eurocopa, también reaccionó.

Quiero invitar a Sol Campbell a Polonia, con su familia y amigos. Estimado Sol, estás invitado, ven a sentirte en Polonia como en tu casa, por nuestra Eurocopa 2012 común. Ven a vernos tal como somos realmente , dijo en un comunicado el portavoz de la organización polaca del torneo, Mikolaj Piotrowski.

La BBC emitió el lunes una entrevista en la que el excapitán de la selección inglesa de futbol, Sol Campbell, acusó a Ucrania de albergar grupos neonazis violentos.

Quédense en casa, miren la tele , aconsejó Campbell a los hinchas que tuviesen pensado viajar a Ucrania, país que coorganizará la Eurocopa junto a Polonia a partir del 8 de junio.